sábado, 31 de diciembre de 2011

2012: salud, libertad, paz, prosperidad


Un año más que se acaba y un año más que comienza. Se nos va 2011 y ya llega 2012. El año entrante no va a ser mejor que el saliente por el mero hecho de que lo deseemos. Como he dicho en más de una ocasión, eso es lo que yo creía cuando era niño. Ya no.

Pero aunque a nivel general el desastre parece estar bastante asegurado (me quiero equivocar, evidentemente), puede ser cierto que consigamos una notable mejoría y un acercamiento a la felicidad a nivel personal y familiar. Si luchamos por ello, por supuesto, porque nada viene por sí solo.

Por eso quiero desear a todos los lectores de este blog (a absolutamente todos, independientemente de sus ideas políticas y sociales y sus opiniones sobre mí) lo mejor para el año 2012. Y creo que ello es salud (sin ella lo demás no vale para nada), libertad (el mayor derecho del ser humano después de la vida), paz (para poder desarrollarnos al máximo) y prosperidad (nadie quiere ser pobre). Creo que si conseguimos esas cuatro cosas estaremos bastante cerca de conseguir también la felicidad.

¡Feliz Nochevieja, Feliz año nuevo 2012!

1 comentario: