martes, 18 de enero de 2011

No al burka - No al nicab

La verdad es que cuando me llegaron noticias de una campaña en Dinamarca contra el burka, hace ya mucho tiempo, tuve muchas dudas sobre la cuestión, ya que para mí algo fundamental es la libertad, en todos los sentidos. Y en principio el burka y el nicab son prendas de vestir que deberían entrar dentro de la libertad personal de la mujer para usarlas o no.

Muchos piensan que son un símbolo de imposición del hombre sobre la mujer. Pudiera ser. Pero eso por sí solo no debería ser razón suficiente para prohibirlas. Una vez garantizadas las libertades fundamentales, allá cada cual si desea que otra persona le diga lo que tiene o no que ponerse.

Pero lo que me convenció por completo de que tanto el burka como el nicab deben ser eliminados de cualquier país civilizado fue una noticia en la que en Australia una mujer con burka se negó a quitárselo cuando se le requirió por un policía en un control de alcoholemia, para posteriormente decir que el policía no puede demostrar que era ella porque llevaba el burka.

La noticia en sí no pasa de ser anecdótica, por la poca gravedad del incidente. Pero para mí queda muy claro que en la sociedad en la que vivimos, con amenazas de todo tipo, incluida la amenaza terrorista, no puede haber nadie a quien se le permita por ninguna razón llevar el rostro cubierto en lugares públicos, por razones obvias.

Por ello he añadido en el área de campañas de este blog una más:
No al burka - No al nicab

1 comentario:

  1. Querría hacer varias puntualizaciones:

    El burka no tiene que ver con el islam. El burka no es un precepto a seguir por las musulmanas (como sí lo es el no beber alcohol o no poder comer cerdo). ¿La prueba?. No se usa en ningún estado islámico con la excepción de Afganistán y eso porque allí están los talibanes en el poder. Si el burka fuera islam, no solo lo llevarían todas las musulmanas, sino que el burka tendría un uso de varios siglos y no de nuestro reciente siglo XX. Un tal Habibulla tiene la culpa de su creación (la prenda era símbolo de un mayor estatus social, menuda ironía). Ni que decir tiene que esta prenda es horrible y denigra a la mujer, pero no hay que prohibirlo desde la legislación.
    ¿Las razones?. Primero porque su uso en Occidente es casi inexistente, es como querer matar moscas a cañonazos. ¿Se podría prohibir andar haciendo el pino?. Se podría, pero no serviría para nada ya que nadie anda así. Un español no verá un burka en su vida y si lo ve, será uno, y para de contar. Segundo, prohibir una cosa no hace que ésta deje de hacerse, es más, lo que se prohibe se desea hacer con más ahinco. Y ¿qué se ganaría prohibiendo el burka?. Que las mujeres que lo usen si viven entre nosotros, si apenas pueden socializarse por culpa de esa prenda, no puedan ni salir a la calle encima, porque su vestimenta está prohibida. Las mujeres que usan el burka, antes se quedan sin salir que quitarse la prenda. Lo que hay que hacer es, desde la educación, convencer a las mujeres para que se quiten el burka (que es una prenda despreciable), y convencerlas con el diálogo, con razonamientos, no prohibiendo, con eso se conseguirá poco. Alguien me comentará a mi alegato que "cuando se prohiben cosas éstas se hacen con más ahinco", no le es válido porque también se prohibe en las leyes matar a personas, ahí está el quid de la cuestión. Una cosa es llevar una prenda, y otra matar personas. La primera prohibición no la veo lógica, por muy bien intencionada que esté (querer librar a una mujer de una prenda machista), la segunda es prohibir matar a nuestros semejantes. Algo más lógico ya que una prenda te la quitas o te la pones, pero una vida humana si se pierde es irrecuperable.

    ResponderEliminar