jueves, 13 de enero de 2011

La que se avecina

El año 2011 acaba de comenzar, y sin duda alguna va a dar mucho tema político para comentar. Las elecciones municipales y autonómicas son la primera gran cita. Y digo "primera" porque dicen los expertos que si el partido socialista se pega el batacazo que auguran las encuestas, a Zapatero no le va a quedar más remedio que convocar las elecciones generales para el otoño.

Elecciones que no sé donde he leído que incluso podría adelantar a la primavera, visto que podría ser que lo peor de la crisis esté por llegar; de esta forma, dando las elecciones por perdidas, ese desgaste se lo llevaría un PP recién llegado a La Moncloa. También se ha especulado con una posible dimisión de Zapatero, cediéndole el sillón presidencial de jure a Rubalcaba, porque de facto parece que ya lo tiene. De todos modos, como me hice eco por aquí, dice el hombre que no, tanto a lo uno como a lo otro. Y yo tampoco creo que ninguna de las dos posibilidades vayan a darse. Pero veremos.

Eso sin hablar de las movilizaciones que supongo van a montar los sindicatos contra los recortes sociales, y que en el peor de los casos podrían hacer arder España.

También está por el medio el posible (más que probable según yo) rescate económico de España.

Y mucho darán que hablar las novedades en el asunto del "alto el fuego" de ETA, con sus posibles (me temo que muy probables) contrapartidas por parte del Gobierno al dejar presentarse a los etarras de la política a las elecciones municipales.

Lo que está claro es que este año 2011 va a dar para mucho. Indudablemente creo que se avecina tormenta. Tormenta política y tormenta económica y social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario