miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cuando un progre se da cuanta de que su filosofía falla en un punto, ¿por qué no lo reconoce y lo rectifica?

Me entero por El País del espantoso asesinato de Nagore Laffage hace nueve años. Lo que leo es el colmo del sinsentido, en todos los aspectos. Vamos por partes.

La chica. Volvemos a lo mismo apuntado por mí en otros textos. Una total imprudente. ¿A quién se le ocurre aceptar la invitación a su piso de un sujeto al que no conoce de prácticamente nada y que está completamente borracho? Si no lo hubiera hecho hoy estaría viva. Pero decir esto es políticamente incorrecto. Por más que potenciar esta filosofía salvaría un montón de vidas.

El sujeto. Un asesino. Punto. Pero no para el jurado popular, que tuvo que apreciar no entiendo que atenuantes y al final fue condenado a doce años y medio por homicidio. Debió ser condenado a cadena perpetua por asesinato. O por lo menos a la máxima pena en España en esos momentos, que creo que era de cincuenta años, y que le contaran los beneficios penitenciarios desde ahí, con lo que se tendría que pasar entre rejas por lo menos veinte o venticinco años.

La ley. Una basura. Siempre la misma cosa. Barriendo a favor del delincuente. Incalificable.

El periodista. Se ve claramente que en su mente chocan dos conceptos progres, el del feminismo y la defensa de la víctima mujer con el de la compresión del delincuente y la suavidad (o no brutalidad cuando menos) de la condena. Y parece inclinarse por el primero, por el estilo de todo el artículo en general, pero muy en particular por el último párrafo. Y aquí es donde encaja mi pregunta del título. Si está tan claro que la condena fue mínima en comparación al daño producido, ¿por qué no lo dice y pide que se revisen las penas al alza? Pues únicamente se límita a insinuarlo, sin atreverse a ir más lejos. Si yo fuera progre dejaría de serlo después de leer artículos como este, de verdad.

Putin nos retrotrae a la época anterior a Gorbachov

El sujeto nos ha hecho retroceder casi 30 años, concretamente hasta 1988, antes de que Mijaíl Gorbachov ocupara la Jefatura del Estado de la extinta URSS y comenzara una etapa de reformas internas y de distensión en política exterior. Putin, a nivel interno, se ha convertido en un casi dictador de Rusia (allá ellos con quien eligen) y a nivel de política exterior en una fuente de tensiones con Occidente, a través de intentar interferir en todos los países que le es posible por medio de fake news o directamente por hakers.

La última víctima (por ahora) ha intentado que sea España, a través de potenciar la secesión de Cataluña. Antes lo intentó en Reino Unido, Estados Unidos, Holanda, Francia, Alemania, Dinamarca, República Checa, Bulgaria, Hungría, Serbia, Eslovaquia y Letonia.

¿Por qué? El penúltimo artículo mencionado, de ABC (que viene fechado hace mes y medio, pero que conserva toda la actualidad), lo deja meridianamente claro:

Se trata de una oportunidad de oro para un dirigente megalómano y deseoso de mostrar a sus ciudadanos y al mundo que Occidente está en declive. Putin anhela que Europa muerda el polvo por acribillarle a sanciones y reprobar su política en Ucrania, Siria y en su propio país.

¿Y por qué de este modo? Nuevamente ABC lo borda en un solo párrafo:

Al carecer de suficiente fuerza militar y económica para doblegar a Occidente, Rusia emplea la llamada «guerra híbrida», consistente en echar mano de cualquier recurso capaz de debilitar al adversario.

Y es que estamos hablando de un enano político que lidera un país prácticamente tercermundista, tanto económica como militarmente, con fallidas pretensiones de llegar a zar. ¿Hasta dónde nos puede llevar esta nueva Guerra Fría? Es imposible pronosticarlo. Por lo pronto ya ha conseguido dividir la Unión Europa, a través de su influencia para que los británicos votaran por escaso margen la salida del Reino Unido de dicha organización. Lo que consiga manipulando a Donald Trump está por ver, pero mis esperanzas están en el sistema de contrapesos de los poderes en Estados Unidos, así como en los mismos estadounidenses, que no quieren ver a nadie, y menos a un ruso, metiendo las narices en su país a través de un títere en la Casa Blanca. Por lo tanto lo que le queda al exespía de la KGB es intentar seguir incordiando en Europa. Una Europa de la que su URSS era dueña de la mitad, mientras que ahora la libertad, política y militar, ha hecho que sus antiguos forzosos aliados le desafíen hasta en sus mismas narices fronterizas uniéndose a su tan odiada OTAN (Polonia, Estonia, Letonia, Lituania). Algo que él, que vio caer el Pacto de Varsovia, no perdona ni perdonará nunca.

Lo dicho, estamos viviendo una nueva versión de la Guerra Fría por culpa de un frustrado politicucho que, en vez de hacer lo que debería, preocuparse por el bienestar y el desarrollo de los rusos, está intentando destruir a quien él considera su enemigo por el viejo adagio de divide y vencerás. Esperemos que, por una vez, nuestros políticos estén a la altura de las circunstancias (excepción hecha de Trump, que es un caso perdido) para evitar que lo consiga.

martes, 21 de noviembre de 2017

"Visca Catalunya lliure i sobirana"

"Al final toda la huida de empresas por culpa del procés se transformará en pérdida de empleos" leí no recuerdo donde. Pues no solo los que se irán, sino los que no llegarán.

Barcelona partía como gran favorita para albergar la Agencia Europea del Medicamento... antes del desafío independentista. Después todo cambió. Y ayer se confirmó. Al cuerno.

Pues nada, como diría el Amado Líder Morao en apoyo a todos los independentistas: "Visca Catalunya lliure i sobirana"... pero, eso sí, cada vez más pobre y más aislada.

Cuando Felipe VI y Rajoy recibieron a un dictador corrupto terrorista negacionista

lunes, 20 de noviembre de 2017

Vosotras, radicales feministas, sois unas insensatas machistas

"Por puta" (con perdón) es el texto radical feminista que posiblemente sea el más insensatamente machista que he leído. Después de describir perfectamente todo el periplo de la chica con los cinco de La Manada viene a decir que todo fue muy normal, que se trató de un ejercicio de libertad y punto. Pues no. Es verdad que lo que la muchacha hizo fue un ejercicio de libertad, pero también es verdad que sus decisiones no son normales. ¿Es normal besarse con un sujeto al que acaba de conocer y que está acompañado por otros cuatro desconocidos? ¿Es normal dejarse acompañar en plena madrugada por esos cinco desconocidos a los que acaba de conocer? ¿Es normal meterse con, repito, esos cinco desconocidos en un portal? Para cualquiera con un poco de sentido común es evidente desde el principio que los cinco sujetos se acercan a la chica con intenciones sexuales. Y ella, al darles cuerda sin querer tener relaciones sexuales con ellos, lo que está haciendo es poner en serio peligro su integridad física. Así que no, lo que le pasó no fue por ser ligera de cascos, sino más bien por ser corta de sentido común.

A lo que hay que añadir el hecho de que una chica (y ésta concretamente) esté bajo la influencia del alcohol, lo cual es su derecho, evidentemente, pero igual de evidente es que en esa condición la toma de decisiones (la negativa a ser violada) se torna más difícil y la vulnerabilidad (el quedar a merced de los violadores) es mucho mayor.

Evidentemente nada de lo que la chica hizo (emborracharse, besarse e ir de la mano con unos de los sujetos, dejarse acompañar por ellos, entrar en el portal con el grupo, etc.) justifica la presunta brutal agresión sexual en grupo que sufrió. Repito, nada. Que quede claro, absolutamente nada. Si la Justicia dictamina que fue violada estos elementos deberían pasarse el resto de sus miserables vidas en prisión.

Pero lo que la muchacha hizo fue una auténtica temeridad, la cual, según su testimonio, acabó muy mal. Pero que, ojo al dato, pudo acabar peor, incluso mucho peor. Porque de ser los tipos más violentos de lo que fueron la chica se hubiera pasado una temporada en el hospital. Y de ser aún más violentos pudo acabar directamente en el cementerio. ¿Estoy exagerando? No lo creo, partiendo de la base de que estos elementos podían ser cualquier cosa con cualquier intención (repito, cualquier cosa con cualquier intención, incluida la de torturar e incluso matar), ya que eran simplemente unos desconocidos para ella.

Pues bien, estas actitudes de total desprotección y de no guardar unas mínimas medidas de seguridad son las que se jalean desde colectivos integrados por mujeres feministas radicales, las cuales se convierten, supongo que sin quererlo, en las más insenatas machistas, pues lo que están haciendo, sustituyendo el sentido común por meras consignas, es facilitar víctimas indefensas a maniacos sexuales.

Yo ya he dado mi opinión por aquí en varios textos, pero en especial en el que titulé Es mentira, estás sola.

Por cierto, que me he topado con una frase que parece que está haciendo fortuna con todo esto del juicio por violación a los de La Manada:

«Vivimos en una sociedad que enseña a las mujeres a cuidarse de no ser violadas en vez de enseñar a los hombres a no violar».

Pues, hombre, no sé en la sociedad en general, pero yo, en mi microsociedad, o sea, mi familia, enseño las dos cosas. A mi hijo de 19 años le enseño a respetar en todo momento a las mujeres (porque lo de enseñarle a no violar no hace falta). Pero a mi hija de 17 años la enseño a protegerse de elementos desconocidos, y por ello jamás se le ocurriría, por ejemplo, aceptar la compañía de sujetos que no conoce; porque es de cajón que se va a encontrar con hombres que no son ni de lejos como su hermano, y creer lo contrario sería una solemne y, lo que es peor, peligrosa estupidez. Y creo que es lo que habría que hacer en todos los ámbitos de la sociedad, enseñar a los hombres a respetar a las mujeres y enseñar a las mujeres a cuidarse de los desconocidos.

Pero es que eso de "enseñar a los hombres a no violar" para que las mujeres puedan no tener que guardar la menor medida de autoprotección me suena como "enseñar a los potenciales ladrones a no robar" para que no tengamos que usar cerraduras en las puertas de nuestros casas y de nuestos coches, por poner un ejemplo. Simplemente no va a pasar, porque siempre va a haber gente dispuesta a hacer oídos sordos a la enseñanza y a saltarse las leyes. Así que tendremos que seguir usando las cerraduras y las mujeres tendrán que cuidarse de los desconocidos. De lo contrario, nos robarán nuestros propiedades y a ellas las asaltarán sexualmente. Y después ladrones y violadores deberán comparecer ante la Justicia para recibir, en mi opinión, el máximo de la pena. Pero el daño ya estará irremisiblemente hecho.

Evidentemente hace falta enseñar a todos los niveles a los hombres a respetar a las mujeres. Pero igualmente hace falta enseñar a las mujeres a cuidarse de potenciales asaltantes sexuales. Y lo que no hace falta para nada es sustituir el más elemental sentido común por una serie de necias consignas que, repito, convierte a las radicales feministas que las propagan en unas insensatas machistas.

domingo, 19 de noviembre de 2017

"Diez lecciones del choque entre el Estado y el independentismo"

Muy buen análisis de Casimiro García-Abadillo en El Independiente.

viernes, 17 de noviembre de 2017

¿El rey liberal español va desnudo?

Desde hace tiempo me vengo planteando muchas cosas respecto al liberalismo español. Aquí va otra. Dentro de este conglomerado llamado liberal nos encontramos con los más variopintos personajes, desde elementos muy conservadores disfrazados de liberales. hasta anarcocapitalistas defendiendo ideas que dañan el más mínimo sentido común, pasando por liberales que lo son tanto que se limitan a teorizar sobre el liberalismo pero que a la hora de tomar decisiones prácticas no toman ni una.

Así está el liberalismo español. No niego que haya liberales de verdad (por decirlo de algún modo), que no son extremistas conservadores, que no son fanáticos ancaps, que no son ilusos liberales. Pero en medio de la jungla liberal en la que se ha ido convirtiendo el liberalismo español me pregunto si todos fingimos, por unas u otras razones, que ese liberalismo español está vestido de un lindo traje, cuando en realidad todos sabemos que va desnudo. Si es así más nos valdría reconocerlo de una vez y empezar a vestirlo de verdad, si es que queremos que el liberalismo pinte algo, aunque sea poco, en España, en lugar de lo que pinta ahora, que es absolutamente nada.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Victoria Prego se equivoca por completo (por una vez, que conste)

Casi siempre estoy de acuerdo con Victoria Prego (y cuando no lo estoy es por muy poco), menos con el texto que leí ayer, en el que iguala a Ciudadanos con el PSOE a partir de unas declaraciones de Albert
Rivera y Pedro Sánchez sobre
las elecciones en Cataluña.

Muy poco que comentar sobre lo de Pedro Sánchez de comparar a Ciudadanos con VOX, en lo que estoy de acuerdo con la periodista. Ciudadanos es un partido de centro (mejor dicho, el partido de centro), mientras que VOX es un partido de extrema derecha. Punto. La estupidez de Sánchez se comenta ella sola.

Pero criticar a Albert Rivera porque asegure que Miquel Iceta le va a entregar el poder a ERC en un tripartito de izquierdas me parece todo un error. Y es que cuando un político habla hay que estar igual de atento a lo que dice que a lo que no dice.

Estas son las palabras de Iceta:

"Yo no haré presidente ni a Oriol Junqueras ni a Carles Puigdemont, creo que ya hemos tenido bastante."

Pues bien, he aquí que Victoria Prego hace un excelente resumen del muy reciente pasado de ERC:

"...ERC... que ha apostado sin pestañear por violar todas las leyes que se le han cruzado a su paso; que ha propiciado desobediencias constantes al Tribunal Constitucional; que ha promovido dos ataques nucleares al Estatuto y a la Constitución con la aprobación de dos leyes manifiestamente ilegales como fueron la ley del referéndum y la llamada ley de transitoriedad; que negó reiteradamente sus derechos a los diputados de la oposición; que mantuvo cerrado el Parlament porque no le convenía celebrar debates; que convocó un vergonzoso referéndum sin la menor garantía; que validó los resultados por obra y gracia de su capricho sin tener ninguna validación por parte de ningún organismo independiente; que promovió y firmó la constitución de la república catalana independiente y que, finalmente, se ha descolgado con la confesión de que todo ha sido una falsedad porque “no estábamos preparados para la independencia“."

Y, teniendo en mente las palabras de este párrafo, volviendo a las palabras de Iceta, nos encontramos con que dijo "yo no haré presidente ni a Oriol Junqueras ni a Carles Puigdemont", pero no dijo "yo no haré presidente a nigún candidado ni de ERC ni del PDeCat."

Seguimos. Vale la pena copiar este párrafo de una noticia:

"El líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, elogia a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y apunta a que pueda presidir la Generalitat si su partido gana las elecciones: "Va siendo hora de que en este país una mujer esté al frente, una mujer que no se rinde"."

¿Va a apoyar o no el PSC a Marta Rovira a la Presidencia de Cataluña junto a ERC y el partido de Colau? Yo estoy seguro de que si ERC aparca la vía independentista (por un tiempo) el PSC apoyará esa investidura y ese tripartito de izquierdas. Igual que estoy seguro de que jamás de los jamases apoyará a Inés Arrimadas para llegar a esa Presidencia de Cataluña (además de que los números no van a dar, pero es que aunque dieran no lo harían -"no es no".).

Todo ello es políticamente legítimo. Pero hay que dejarlo claro de cara a los electores, para que cada cual sepa lo que vote. Hoy por hoy en Cataluña solamente hay tres votos coherentes. El independentista heavy, a ERC; el independentista light, al partido de Colau; el no nacionalista, a Ciudadanos. Y no hay más. Lo demás son votos fanáticos (CUP), irracionales (PP, PDeCat) o no nacionalistas apoyando el nacionalismo (PSC).

Es evidente que en estas elecciones se va a producir un deslizamiento de las posiciones políticas. El partido de Colau se ha deslizado hacia el independentismo light para robarle votos al independentismo heavy fracasado. Por eso el PSC se está moviendo hacia posiciones equidistantes, para robarle a Colau votos no independentistas. Y por eso mismo Ciudadanos quiere dejar las cosas claras, para a su vez robarle al PSC votos no nacionalistas. Todo, repito, políticamente legítimo de cara a unas elecciones.

Dicho todo lo anterior hay que dejar claro que el PSC en general e Iceta en particular siempre han tirado al monte de un izquierdismo nacionalista casi (repito, casi) separatista, al que atrajeron incluso a Pedro Sánchez. Los que quieren ver una unidad del PSOE de Pedro Sánchez con el PP de Rajoy se engañan. Esa unidad es puramente coyuntural, debido al desafío separatista. Pero pasadas las elecciones catalanas las armas van a volver a estar en todo lo alto, tanto en el parlamento catalán como en el Congreso de los Diputados.

Por todo ello (y por mucho más, pero la verdad es que ya me he pasado -mucho- de longitud) comparar a alguien que está defendiendo cosas cada vez más coherentes quiero creer que por convicción como Albert Rivera con alguien que está defendiendo algunas cosas coherentes solamente porque está obligado como Pedro Sánchez me parece un completo error.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

"Madrid acoge la exposición definitiva sobre Auschwitz"

Aquí el artículo y aquí la página de la exposición, que permanecerá en el Centro de Exposiciones Arte Canal de Madrid, sito en Paseo de la Castellana, 214 (estación de metro de Plaza Castilla) desde el 1 de diciembre de 2017 hasta el 17 de junio de 2018 en horario de 10 de la mañana a la 8 de la tarde.

El desafío independentista catalán resumido en una extraordinaria frase de Miguel Angel Velarde

martes, 14 de noviembre de 2017

Chile... y Bolivia

El artículo de Carlos Alberto Montaner sobre el desarrollo económico de Chile me trajo a la memoria el país vecino de Bolivia, en el cual tuve la oportunidad de vivir por unos tres meses hace alrededor de venticinco años.

Recuerdo que todos los bolivianos con los que hablé (y cuando digo todos quiero decir precisamente eso, todos) le echaban la culpa de la inmensa pobreza en la que estaba sumido el país (y así sigue) a otros tres países: Chile (por haberles robado el mar), España (por haberles robado el oro) y Estados Unidos (por haberles robado las materias primas).

La única producción realmente importante de Bolivia era la coca, de la cual todos los bolivianos con los que hablé (y, repito, todos es todos) se declaraban fervientes defensores, argumentándome enardecidamente los beneficios de la misma, la cual no solamente se transformaba en cocaína, sino que también se podía tomar en otras muchas maneras (mascada, en mate, e incluso en chicles); nadie me supo explicar la razón por la que la coca era comprada a los cocaleros a unos precios desorbitados si era destinada únicamente a esos saludables usos.

La corrupción campaba escandalosamente (para mí, que no para ellos, que la veían completamente normal) por todos lados, desde los policías de tránsito hasta los jueces.

Los coches llegaban del extranjero, las medicinas también. La producción propia se limitaba a la comida y parte de la ropa.

En la mayoría de los hogares la carga de la familia la llevaba la mujer, mientras que el hombre se dedicaba a emborracharse, golpear a su mujer e hijas y acostarse con todas las mujeres que podía (entre las que muchas veces se contaban sus propias hijas).

Podría seguir, pero no vale la pena. Lo que vi fue un desastre de país, de sociedad. Nadie se esforzaba por hacer algo positivo de cara al futuro. Unicamente por mirar al pasado y echarle la culpa a otros de sus problemas presentes.

Hoy, venticinco años después, Bolivia sigue igual. Mientras tanto su país vecino Chile está a punto de entrar en el primer mundo. Y, claro, las razones de ambas cosas es que Chile le robó el mar a Bolivia. Así están las cosas.

Eldiario.es: PP+Cs entre 180 y 185 diputados mientras Podemos se hunde (y más de lo que parece)

El dato no es menor. La encuesta que publica eldiario.es otorga a la suma de PP y Ciudadanos una horquilla de, en la parte más baja, 180 diputados (sí, tuve que repetir la suma con calculadora para creérmelo), que podrían ser 185 en la parte más alta (la mayoría absoluta es de 176). Y, ojo al dato, colocando al partido naranja en cuarta posición en intención de voto, prácticamente empatado con Unidos Podemos (no como la extravagante encuesta de El País).

Por cierto, un añadido muy intersante. ¿Recordáis que hace unos días os comentaba una especulación sobre que Podemos como tal podría estar en torno al 6% de apoyo? Bueno, pues esta encuesta nos desglosa los apoyos de toda la coalición Unidos Podemos, y nos da que Unidos Podemos por sí solo (Podemos+IU) estaría con unos apoyos del 11%. Si a ese porcentaje le quitamos el 3.68% que consiguió IU en las elecciones de 2015, nos encontramos con que el partido de Pablo Iglesias como tal tendría un apoyo de, atentos, entre un 7% y un 8%. Y ya sin especulación, sino con números en la mano.

¿Habemus elecciones generales en invierno o primavera?

lunes, 13 de noviembre de 2017

"20 destinos exóticos que inspiran un viaje"

En El País.

Por qué el juez Llarena hizo la correcto, y la juez Lamela también

Muchos han contrapuesto las decisiones judiciales de la juez Carmen Lamela en la Audiencia Nacional de mandar a la cárcel a Junqueras (et tal) y del juez Llarena en el Tribunal Supremo de dejar en libertad condicional a Forcadell (et tal). Nada más lejos de la realidad.

Leyendo al abogado liberal Miguel Angel Velarde, que escribe en el portal liberal Desde El Exilio, he aprendido que la prisión preventiva es una medida excepcional, dado que toda persona es inocente hasta que un juez le declare culpable. Solamente un juez puede mandar a un acusado a la cárcel antes de que sea declarado culpable en un juicio por tres razones: porque haya riesgos de fuga, de que vuelva a delinquir o de que pueda destruir pruebas.

En el caso del grupo encabezado por Junqueras había al menos riesgo de fuga, ya que la otra mitad del gobierno ya lo había hecho; también existía el riesgo de que siguieran delinquiendo en su intento de considerarse el gobierno catalán legítimo para continuar con los intentos de secesión; no he leído el auto, pero sobre esos dos riesgos creo que hay base suficiente para mandarles a prisión preventiva hasta que dichos riesgos desaparezcan. En el asunto del equipo liderado por Forcadell el riesgo de fuga, aunque existe, parece mínimo; tampoco parece que haya riesgo de que vayan a continuar delinquiendo, dado que acataron la legalidad constitucional; alguien podrá argumentar que lo hicieron de boquilla; bueno, pero lo hicieron; la Justicia no está para juzgar intenciones, sino hechos; y si vuelven a las andadas, siempre se les puede encarcelar por romper las condiciones de la libertad condicional.

Lo que pasa es que muchas veces se nos llena la boca hablando de independencia judicial, mientras los jueces hacen lo que nos gusta. Pero la cosa cambia cuando las decisiones no son las que nosotros desearíamos.

Empate a tres entre PP, Cs y PSOE (dice "El País")

El País se nos descuelga con una encuesta que no pone a Ciudadanos tercero, por delante de Podemos (que básicamente es lo que hacen casi todas las demás), sino a la par del PSOE y muy cerca del PP, mientras Podemos se hunde. Eso me recuerda que en una de las dos anteriores elecciones El País hizo exactamente lo mismo... y luego pasó lo que pasó. Me encantaría que eso fuera cierto, pero realmente pienso que es demasiado bueno para ser verdad.

"¿Te roban el Wi-Fi? Cómo saberlo y cómo cambiar la contraseña de tu router"

Interesante.

domingo, 12 de noviembre de 2017

"16 acciones insólitas que te podrían costar multas e incluso cárcel en Singapur"

Para reír... o llorar.

"Y al fracaso se sumó el deshonor"

Buenísimo editorial de El Mundo sobre como los promotores del reto secesionista catalán están enfrentando su total fracaso con un completo deshonor.

El "sincero" Putin y el "honesto" Trump

Resulta que Trump le preguntó a Putin que si había interferido en la elección presidencial de Estados Unidos (no una, sino dos veces) y el ruso le dijo que no (las dos veces). Así que el mandatario estadounidense dio por buena la versión del líder ruso. ¡Faltaría más! Porque todo sabemos lo sincero que es Putin y lo honesto que es Trump. Además de que nunca el neocomunista ha favorecido al de las postverdad, ni tampoco el de la postverdad debe ningún favor al neocomunista. Hay que añadir que, por supuesto, jamás de los jamases han tenido ningún tipo de relación. Y, por último, ¿qué importa lo que digan la CIA, el FBI y la NSA? ¡Qué sabrán ellos! Lo importante para el honesto Trump es la palabra (dos veces, que conste) del sincero Putin. Y punto.

El afortunado precedente del 155

Hasta el 28 de octubre nadie quería ni mencionar la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución Española para intervenir una comunidad autónoma que incumpliendo la legalidad atentara contra el interés general de España. Eso se acabó. Ya existe el precedente de la aplicación del mencionado artículo.

Un precedente que, por ejemplo, Iñigo Urkullo, Lehendakari vasco, luchó con todas sus fuerzas para que no se produjese, ejerciendo de mediador hasta la extenuación entre Rajoy y Puigdemont para que llegaran a un acuerdo. La realidad es que a Urkullo le preocupa mucho más que el 155 no se aplicara que el acuerdo entre las partes.

Y es, como todos sabemos, lo difícil es hacer cualquier cosa la primera vez, pero luego uno se va acostumbrando. Eso lo saben muy bien en el PNV, que ya hablaron de que con la aplicación de este artículo se crea "un peligroso precedente". Pues sí, se crea un precedente, pero no peligroso, sino afortunado. Porque, damas y caballeros, a partir de ahora ya se sabe lo que es probable que le pase a una comunidad autónoma que incumpla la legalidad constitucional. Lo cual va a hacer que sus dirigentes se lo piensen mucho antes de empezar a caminar por vericuetos independentistas o similares. Afortunadamente.

sábado, 11 de noviembre de 2017

"10 parques nacionales desconocidos de EE UU"

En El Viajero, de El País. Me propongo conocer algunos de ellos.

"El globo de la independencia, pinchado por sus propios creadores"

Buenísimo artículo de Victoria Prego en El Independiente.

"Electopoll España: el vuelco electoral se afianza"

Intersantísimo promedio de Electomanía sobre todas las encuestas celebradas hasta ahora. Lo más destable es que la suma de PP y Ciudadanos da ahora mismo 177 diputados. Cierto que consiguen la mayoría absoluta del Congreso (176 diputados) muy por los pelos, pero esos números podrían ser más si la tendencia se confirma.

Y nada desdeñable el posible batacazo de Unidos Podemos. Con un añadido, que según un comentario que me ha parecido muy interesante, si descontamos las otras formaciones coaligadas, Podemos como tal podría estar en torno a un ¡6%!

Rusia quiere hacer pedazos Europa (y España) para comérselos como pan

"Europa observa con inquietud cómo poderes ocultos en Rusia aprovechan cada amago de crisis europea para desestabilizar el continente." Así es. Rusia quiere hacer pedazos Europa (incluida España: uno, dos y tres), para posteriormente, por las buenas o por las malas, engullir esos pedazos en su esfera de influencia. Todo dirigido por el megalómano neocomunista Vladimir Putin que no digiere ser líder de un país poco menos que tercermundista. La amenaza es seria y las democracias europeas no deben infravalorarla, sino enfrentarla con sus mejores esfuerzos.

viernes, 10 de noviembre de 2017

"Forcadell se retracta"

Extraordinario artículo de Cristina Losada en LD. Me quedo con dos frases (aunque hay que leer el texto completo). La primera: "Son unos auténticos farsantes." La segunda: "Porque a quien primero engañaron fue a su gente."

"10 descubrimientos para 2018"

Para viajeros.

Vencimos

El Estado Islámico ha sido derrotado. Lo único que queda de él son unos terroristas huyendo por el desierto. Es todo. Tan solo hizo falta que unos cuantos países se pusieran de acuerdo para acabar con esta gentuza.

Se ha ganado una batalla importantísimo, pero la guerra continúa. Es posible que ahora, como venganza, intenten golpearnos donde más nos duele, en nuestros propios países. No es hora de bajar la guardia. Pero sí de alegrarnos por lo que hemos conseguido.

Cobarde independentismo de pacotilla

Fuerte con los débiles, débil con los fuertes. Así es el independentismo catalán, cuyo mayor exponente en estos momentos es Carme Forcadell. Recuerdo con que prepotencia y con que soberbía trató a una mujer que, como poco, vale el doble que ella, Inés Arrimadas; ayer agachó las orejas ante la Fiscalía y la Judicatura, ambas de su tan odiado Estado Español. También recuerdo que en una junta de portavoces ni tan siquiera quiso dirigir la palabra a los representates del PP y de Ciudadanos; pues ayer habló hasta por los codos, con el Fiscal y con el Juez, ambos de España. Recuerdo igualmente cuando aplicaba con orgullo la nueva legalidad de la República de Cataluña, violando los derechos de los no nacionalistas; en cambio ayer mansamente aceptó la legalidad del Reino de España. ¡Qué cosas, ¿no?!

¿Y por qué ese drástico cambio? Simple. Porque entonces, como la locomotora de un tren de carga, pasaba por encima de los débiles (Inés Arrimadas, la oposición, los catalanes no nacionalistas); ayer, como chucho pateado que agacha las orejas y mete el rabo entre las patas, aceptó sumisamente la autoridad de los poderosos (el Juez y el Fiscal).

Siento asco ante todo eso. No porque sean nacionalistas, tampoco porque sean independentistas, ni tan siquiera porque sean secesionistas. Siento asco porque siempre lo he sentido hacia los que son fuertes con los débiles y débiles con los fuertes.

Y porque ahora vemos la verdad. Detrás de la despótica careta independentista lo único que en realidad había era una cosa. Cobardía.

jueves, 9 de noviembre de 2017

"Lo que deberías comer cuando estás resfriado o tienes la gripe"

Interesante ahora que llega el frío.

La delirante estupidez del independentismo catalán

Los indepentistas catalanes lo tuvieron en la mano. Tan solo tenían que renunciar a la vía independentista y hacer llegar a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno con el apoyo de Podemos para posteriormente negociar una casi independencia en la práctica. Algo a lo que con toda seguridad se hubiera sumado con entusiasmo el PNV. Era tan evidente la jugada que yo en este blog la di por segura más tarde o más temprano.

Pero no. Los independentistas catalanes decidieron seguir en su delirio de conseguir su independencia de forma unilateral. De esa forma han empujado a Pedro Sánchez a tener que apoyar a Mariano Rajoy en la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el cual ha dado una contundente victoria al Gobierno y una patética derrota al independentismo catalán.

Son las consecuencias de sobrevalorar estúpidamente la posición propia. Dar la victoria al contrincante y hacer el más espantoso de los ridículos.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

"Cómo motivarse cuando no estás de humor para hacer nada"

Un poco de motivación personal.

Liberalismo "auténtico" vs. libertad individual

Nunca pensé que tendría que escribir un texto como éste. Pensaba yo hasta hace poco que el liberalismo, en todas sus vertientes, defendía la libertad individual por encima de todo, enfocándola desde distintos puntos de vista, sí, pero siempre con ella como eje central. Pues he aquí que no. Con ocasión del desafío independentista catalán me he encontrado que una buena parte del liberalismo, que para más desgracia es el que se considera a sí mismo como auténtico, ha decidido ignorar las agresiones de todo tipo sufridas por los catalanes no nacionalistas a manos de los catalanes independentistas desde hace años, pero que crecieron de forma exponencial a medida que se acercaba el referémdun del 1-O. Los integrantes de este liberalismo (que no forman un grupo homogéneo, todo hay que decirlo) han optado por varias vías; unos han defendido un liberalismo teórico, de salón, completamente inaplicable en la práctica; otros han preferido ponerse de perfil, no tomando posición alguna, argumentando que todos los estados son malos, y que si malo sería un futuro Estado Catalán, malo es igualmente el presente Estado Español; e incluso ha habido otros que han tomado partido por la causa independentista, defendiendo el derecho colectivo a decidir frente a la imposición del Estado Español.

Pensaba yo que estaba claro para todos los liberales que ni los territorios, ni las lenguas, ni las culturas tienen derechos, sino que esos derechos quienes los tienen son las personas. Resulta que no es así. Lo interesante es que quienes conscientemente han olvidado los derechos de las personas perseguidas en Cataluña por sus ideas son liberales muy liberales, cercanos al anarcocapitalismo, que en teoría deberían enfatizar más que los otros liberales esa libertad individual. Pues no. La defensa de los catalanes no nacionalistas por parte del liberalismo ha tenido que quedar en manos de personas que nos colocamos dentro de lo que comúnmente es el liberalismo conservador, idea que para muchos de esos liberales fetén no es ni tan siquiera liberal, sino solamente un conservadurismo que se avergüenza de serlo y que por ello quiere aparentar liberalismo.

Para defender a esos catalanes no nacionalistas yo, hablando de mi experiencia personal desde la lejanía, he tenido que descender al barro de las ideas prácticas. Y en ese barro me he encontrado que tenía por compañeros de viaje a otros liberales, sí, pero también a nostalgicofranquistas disfrazados de liberales, a nacionalistas españoles, a rancios tradicionalistas e incluso a fascistas orgullosos de serlo; nada más y nada menos.

Cuando todo esto se acabe y salga de eso barro en muchos casos empozoñado supongo que mis vestiduras saldrán manchadas. No así las de los liberales auténticos, que las seguirán teniendo de un liberal blanco inmaculado. Pero al menos un servidor habrá defendido la libertad individual.

Y termino diciendo que si ya antes de todo esto el liberalismo español estaba mal, mucho me temo que después de estas posturas liberales contra la libertad individual va a estar mucho peor. Como digo muchas veces, quiero equivocarme, pero lamentablemente pienso que tendré razón. Al tiempo.

martes, 7 de noviembre de 2017

El Presidente de Israel visita España

Desde luego no es que las relaciones entre España e Israel sean como para lanzar cohetes, pero bueno, algo es algo.

La iglesia baptista (sic) que tenía misa (sic) y celebraba la eucaristía (sic)

En El País, no solo una, sino dos veces, y por distintos periodistas.

Empecemos por lo menos grave, lo de baptista. Llevo leyendo el palabro desde mis tiempos en España (hace ya 21 años) en todo tipo de medios, y no cambia. Siguen adaptando al español la palabra inglesa baptist en vez de traducirla correctamente por bautista. ¿Es que esta gente nunca en su vida ha visto el cartel de una iglesia bautista en España? Parece que no. Pero parece que tampoco han oído hablar de Juan el Bautista. O tal vez si algún día escriben sobre el precursor de Jesús se refieran a él como Juan el Baptista, quién sabe.

Y vamos al segundo error, de menor a mayor. La misa en la iglesia baptista.

Dice el Diccionario de la Real Academia de la Lengua sobre la palabra misa: En la religión católica, ceremonia que consiste en el sacrificio del cuerpo y de la sangre de Cristo que bajo las especies de pan y vino renueva el sacerdote en el altar.

No se le pide a un periodista que tenga nociones de doctrina bautista, pero sí al menos que sepa que la misa es una ceremonia exclusivamente católica, y que las iglesias evangélicas (entre las que se cuentan las iglesias bautistas) lo que celebran son cultos, de distintos tipos (adoración, enseñanza, oración, etc.).

Y llegamos al colmo (puede que no, y que en un futuro lo hagan peor), lo de la eucaristia en la iglesia baptista.

Volvemos al Diccionario de la Real Academia de la Lengua, ahora sobre la palabra eucaristía: En la Iglesia católica, sacramento instituido por Jesucristo, mediante el cual, por las palabras que el sacerdote pronuncia, se transustancian el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo.

Eso se llama la doctrina de la transustanciación, y es exclusiva de la iglesia católica. Las iglesias protestantes (de las que no forman parte las iglesias bautistas) creen algo parecido, que es la consustanciación (el pan y el vino no se transforman en el cuerpo y la sangre de Cristo, sino que el cuerpo y la sangre de Cristo están con los elementos sin llegar a formar parte de ellos). Lo que las iglesias evangélicas creen (de las que, repito, las iglesias bautistas forman parte) es que la celebración no de la eucaristía sino de la Mesa del Señor o Cena del Señor (el nombre puede variar de una iglesias a otra) es un mero simbolismo recordatorio, sin que se opere ningún tipo de cambio místico en los elementos del pan y el vino.

Como digo, no se espera de un periodista que tenga nociones de teología (menos si es dado al laicismo, como es norma en El País), pero sí que, despés de dedicar al menos 22 años de su vida al estudio, sepa algunas nociones totalmente básicas de las distintas religiones. Y si no sabe, que al menos tenga la capacidad para buscar la información en internet antes de ponerse a escribir un artículo sobre un tema que desconoce.

Pues nada, ni lo uno, ni lo otro. Y así nos encontramos a El País haciedo un enorme ridículo con una iglesia baptista que tiene misa y durante la misma celebra la eucaristía. De verdad, sentí vergüenza ajena cuando leí los artículos.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Nacionalismo = aldeanismo

Me repatea defender lo mismo que españolistas-nacionalistas-tradicionalistas-nostalgicofranquistas en el tema del desafío independentista catalán, algunos de ellos incluso disfrazados de liberales (cuando de ello solo tienen el lado económico), y otros aprovechando la ocasión para sacar a relucir sin tapujos sus extremistas ideas políticas. La verdad es que lo que me pide el cuerpo es no ponerme al lado de determinados sujetos y mantenerme equidistante. Pero no sería justo con los no catalanes nacionalistas que han sufrido y sufren todo tipo de recorte de libertades individuales a manos de los separatistas. Porque eso, las libertades individuales aquí y ahora, es lo único que me importa. Algo que para ellos, los españolistas-nacionalistas-tradicionalistas-nostalgicofranquistas, es solamente una excusa para defender sus rancias ideas sobre la Historia, la tradición y la geografía.

Y es que el nacionalismo es sinónimo de aldeanismo, sea ese nacionalismo vasco, catalán, español o de cualquier otro sitio. Es ese "mi aldea es la mejor del mundo (o del universo, ya puestos)"; y quien dice "aldea" dice "ciudad", "provincia", "región" o, en este caso, "nación"; lo que equivale a ignoracia y a fanatismo.

Por eso, repito, cualquier nacionalismo es solamente una muestra de ignorancia y de obstinación; también el nacionalismo español.

¿Por qué?

Es la pregunta que me hago sin encontrarle respuesta. No entiendo que es lo que puede motivar a un sujeto a armarse con un rifle de asalto y emprenderla a tiros contra los participantes en un culto dominical en una iglesia bautista. Es lo que pasó en la First Baptist Church en la pequeñísima ciudad de Sutherland Springs, Texas, con el terrible saldo de 26 asesinados, con edades de entre 5 y 72 años. La masacre pudo ser mucho peor de no ser por un vecino, que al escuchar el sonido de los disparos cogió su propio rifle, se dirigió a la iglesia y comenzó a disparar contra el asesino, el cual soltó su arma, se montó en su coche y salió huyendo (no es igual disparar contra gente desarmada que contra un hombre armado con otro rifle). Al final el asesino fue encontrado muerto en su propio vehículo, no se sabe si a causa de los disparos del hombre que repelió la masacre o en un acto de suicidio. Lo dicho, no me lo explico.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Mi hija y Puigdemont

A veces mi hija, de 17 años, y yo hablamos de política. En esta ocasión de la catalana. Cuando, tras los días de incertidumbre de la declaración de la independencia y la aplicación del artículo 155, le hice saber que Puigdemont había abandonado España rumbo a Bélgica su comentario fue contundente: "Qué valiente." Yo le expliqué que lo que el hombre dice es que quiere garantías de que va a tener un juicio justo. Su respuesta tampoco dejaba lugar a dudas: "Sí, claro, lo que quiere es un tribunal que le declare inocente."

Si una muchacha de 17 años desconectada de la política española y catalana es capaz de descubrir de ese modo las cartas del que era el máximo líder del independentismo catalán es que dicho independentismo catalán está mal, muy mal.

sábado, 4 de noviembre de 2017

¡Viva la República de Cataluña!

Declaran la independencia de Cataluña... pero lo hacen en votación secreta por miedo a las consecuencias que les pueden caer desde España. No reconocen la autoridad de Rajoy... pero se apresuran a aceptar participar en las elecciones autonómicas convocadas por Rajoy nada más y nada menos que en aplicación de su odiado artículo 155 de la Constitución Española. No reconocen los Tribunales de Justicia de España... pero corren a pagar las fianzas que les imponen (caso Mas) y a declarar en cuanto son requeridos para ello por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo... o, los que no quieren comparecer, al extranjero por miedo a las consecuencias de quedarse en Cataluña. No recuerdo que lider independentista dijo que lo que decidiera España no le importaba, porque era un país extranjero; pues la verdad es que lo disimulan bastante bien.

Con independentistas como estos la verdad es que la unidad de España no corre peligro, la aplicación por la Justicia Española de la Constitución y las Leyes está asegurada y tenemos por ciertas unas sonoras carcajadas al ver a todas estas gentes indendentistas catalanas diciendo una cosa y haciendo exactamente la contraria. ¡Viva la República de Cataluña!

viernes, 3 de noviembre de 2017

Los mejores países para viajar en 2018

En El País de ayer.

Los ovarios de Lamela

Nadie esperaba una decisión tan dura de la juez Carmen Lamela. Incluso leí en algún periódico (no recuerdo cual) que decía tener fuentes (ay, esas fuentes, ay) que le aseguraban que habría algún tipo de acuerdo para que no fueran a la cárcel, ya que eso era lo último que quería el Gobierno, tener que ir a las elecciones del 21-D con el exgovern metido en prisión. Yo personalmente pensaba que se iba a limitar a pasarle la patata caliente al Tribunal Supremo (donde parece que finalmente se acabará unificando toda la causa) y punto. Pues miren, la juez decidió limitarese a aplicar la ley, sin más historias. Ha podido más en ella su profesionalidad que su progresismo. Ha demostrado que tiene los ovarios bien puestos.

Ahora queda por ver lo que va a pasar con los miembros de la Mesa del Parlament, que tienen que declarar ante el Tribunal Supremo la semana próxima. Porque Lamela le ha marcado el camino al juez Pablo Llarena. Vamos a ver los atributos masculinos del susodicho.

Más valoraciones.

Puigdemont, además de continuar con su personal payasada, sigue tomando cafés en Bruselas y demostrando su cobardía (la que perjudica a los que sí se han presentado, como ya marcó algún abogados de los acusados)... hasta que le llegue su momento, que le llegará, tarde más o tarde menos.

Y, a la espera de la mencionada cita en el Supremo de los miembros de la Mesa, queda por ver como todo esto va a afectar a la campaña electoral y al mismo resultado de las elecciones, porque lo que está claro es que va a volver a activar a los independentistas, que ya andaban de capa caída.

Muchas aristas hay, desde luego. Pero por lo pronto va quedando claro, por una vez y por ahora, que saltarse la ley gravemente no sale gratis cuando lo hacen políticos independentistas de alcurnia. Esperemos que el ejemplo cunda y que se siga por ese camino.

jueves, 2 de noviembre de 2017

"Help the Catalan nationalists!!"


Sobre estas líneas el irónico vídeo de Sociedad Civil Catalana en respuesta al "Help Catalonia" de Òmnium. Venga, que no todo es drama.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Cuando hablas en serio y solo provocas risas

Lo siento, pero ya no me puedo tomar en serio el desafío (ya pasado) independentista catalán. Es solamente una pasayasa circense de la peor calidad. Cada vez más payasada y cada vez de peor calidad. Y digo que lo siento porque soy consciente de que la cosa es sería, muy sería, por lo que respecta sobre todo a las personas catalanas no nacionalistas que han sido perseguidas sistemáticamente por los independentistas durantes los últimos años, cada vez exponencialmente más a medida que se acercaba el tristemente famoso 1-O.

Pero es que las payasadas de sus líderes ya no cococen límites. Algunos ejemplos. Pilar Rahola con sus chillidos histéricos. Oriol Junqueras con sus consignas sin argumentos destrozadas por Josep Borrell en debates en directo. Y hasta ahora Carles Puigdemont hablando sin que nadie consiguiera entender lo que decía. Y digo hasta ahora porque lo de ahora es peor. Sigue sin ser racionalmente inteligible, pero es que ahora las tonterias incomprensibles no las dice desde Barcelona o Gerona, como hace unos días, sino desde Bruselas, donde todas las autoridades le han dado la espalda. Y viene a decir que no tiene la intención de huir de la Justicia española, pero que no piensa presentarse a declarar en la Audencia Nacional.

Pues bueno. Lo dicho, él parece que habla muy seriamente cuando hace sus declaraciones, pero ya sus palabras solo producen risas. A ese punto ha llegado el independentismo catalán en general y Puigdemont muy en particular.

Lo han conseguido otra vez

Sayfullo Habibullaevic Saipov. Fanático musulmán de Uzbekistán. Esta vez fue en el corazón del mundo, en Manhattan. Un atropello masivo de ciclistas con un camión que deja al menos ocho muertos y once heridos, para posteriormente bajarse del vehículo, cuando esté impactó contra un autobús escolar, gritando como un endemoniado "Alá es grande". Lo han conseguido otra vez.

La única forma de prevenir estos actos terroristas es mantener alejados de nuestros países a sus potenciales autores. La inmigración es un privilegio, no un derecho. Y ese privilegio debe ser aplicado únicamente a personas que se sepa con total seguridad que no son un peligro para el país al que llegan, en este caso a Estados Unidos.