miércoles, 1 de noviembre de 2017

Lo han conseguido otra vez

Sayfullo Habibullaevic Saipov. Fanático musulmán de Uzbekistán. Esta vez fue en el corazón del mundo, en Manhattan. Un atropello masivo de ciclistas con un camión que deja al menos ocho muertos y once heridos, para posteriormente bajarse del vehículo, cuando esté impactó contra un autobús escolar, gritando como un endemoniado "Alá es grande". Lo han conseguido otra vez.

La única forma de prevenir estos actos terroristas es mantener alejados de nuestros países a sus potenciales autores. La inmigración es un privilegio, no un derecho. Y ese privilegio debe ser aplicado únicamente a personas que se sepa con total seguridad que no son un peligro para el país al que llegan, en este caso a Estados Unidos.

4 comentarios:

  1. "La inmigración es un privilegio, no un derecho".
    Me quedo con esta frase. El problema es que mucha gente no lo entiende, o no lo quiere entender.
    Siento en especial mucha pena por las 5 victimas argentinas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, todos los países tienen todo el derecho del mundo a proteger sus fronteras de quien sea, sin más explicaciones. Otro saludo para ti.

      Eliminar
  2. ¡Exacto!,la inmigración es un privilegio no un derecho.¡Cuanto le cuesta a tantos entenderlo!.

    ResponderEliminar