lunes, 26 de marzo de 2012

En Andalucía y en Asturias quien ha ganado ha sido la partidocracia y quien ha perdido ha sido la democracia

La democracia es el gobierno del pueblo, la partidocracia el gobierno de los partidos. Habrá muchas valoraciones, dependiendo del color del valorador (en el caso de Andalucía) y, además, de los posibles pactos (en el caso de Asturias). Para mí solo hay una valoración: ha ganado la partidocracia y ha perdido la democracia. El poder de decisión en ambas comunidades lo tienen ahora los partidos políticos, que harán y desharán de espaldas a los ciudadanos.

Sé que es predicar en el desierto de una sociedad aborregada que no lucha por sus derechos, sino que se conforma con las migajas que caen de la mesa de sus amos, pero la solución, la única solución, sería una segunda vuelta en ambas comunidades entre los dos candidatos más votados, para que decidiese la ciudadanía.

Ni ha sucedido ni sucederá, porque los partidos políticos españoles tienen demasiado poder que no quieren perder y los ciudadanos españoles tienen demasiado aborregamiento ante los chanchullos de los políticos que ellos votan. Alguien dijo que cada pueblo tiene el Gobierno que se merece; en el caso de España es la pura verdad.

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu comentario; con una segunda vuelta se aclararía perfectamente quien debe presidir el gobierno y se acabaría con las componendas partidistas.
    El único problema que yo encuentro es que en todas las elecciones se nos presenta la ficción de que elegimos a los parlamentarios y son estos los que a su vez eligen al presidente del gobierno de que se trate, cuando quien importa en realidad es el "cabeza de cartel" de cada partido.

    ResponderEliminar
  2. http://enlasoledadparati.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Esta sociedad nuestra ha sido convenientemente idiotizada por la izquierda y buena parte de la derecha. Por lo tanto la alternativa no existe realmente. Sólo hay un poder tremendo de los dos partidos grandes y unos cuantos pequeñitos que pintan bien poco. La única solución es desde abajo: se llama EDUCACION. Y mientras no acabemos con el poderio izquierdista instalado en ella no hay nada que hacer.

    ResponderEliminar