domingo, 8 de febrero de 2015

Perdón, perdón, perdón

El pasado lunes prometí olvidarme del fanatismo musulmán para centrarme en mi vision del liberalismo español. Perdón porque no lo conseguí, por culpa de que estos salvajes islamistas quemaron vivo a un piloto jordano (y también de que me he dejado llevar por la actualidad en otros temas). Lo vuelvo a intentar. Espero conseguirlo a partir de mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario