viernes, 29 de enero de 2016

La adoración de los musulmanes al dios (o demonio) Luna

Manuel Molares do Val lo deja claro:

Hasta Mahoma (570-632) Alá era una de las 360 deidades árabes con los nombres grabados desde mucho antes en la Piedra Negra, el meteorito oculto en la Kaaba, alrededor de la que rezan los musulmanes en La Meca. Alá era el dios Luna de los sumerios, adoptado como propio por la tribu de Mahoma, los Quraish.

O sea, que lo que tenemos es que Alá no era más que un dios de los muchos que adoraban los árabes politeístas, uno más entre una multitud de 360.

Si damos un paso más, nos encontraríamos con que muchos cristianos creen que los dioses de los politeístas no son sino demonios a los que se les rinde una adoración que tan solo se le debería rendir al verdadero Dios.

Identificar a Alá con el Jehová o el Yahvé del Antiguo Testamento (dependiendo de la versión que se lea) es una estupidez desde el punto de vista objetivo y, además, un sacrilegio desde el punto de vista bíblico judeocristiano.

Alá no es más que un dios falso. O, tal vez, un demonio.

3 comentarios:

  1. El "dios" de las tribus del desierto es "lunar". el dios de las tribus agrícolas es solar. Jesucristo es solar, Ala es lunar.

    ResponderEliminar
  2. No había visto el post del Sr. Morales, pero no tiene mucho sentido.

    La palabra "Alá" significaba "divinidad" en general en la antigua lengua semítica de arabia, y anda más. Nada de un dios de la Luna o lo que sea.

    "Una muy habitual considera que Al-lāh procede de ʾilāh, palabra que designa a cualquier divinidad, precedida del artículo determinado al-. Sería por tanto una contracción por el uso de al-ʾilāh, es, "El Dios", "El Adorado" y ésta es la opinión de Ibn Qaim.12
    Algunos lingüistas, sin embargo, consideran que no es verosímil la pérdida de la hamza inicial de ʾilāh (consonante árabe aquí representada con un apóstrofo), ya que es la primera letra del nombre original de Dios y los términos sagrados, por tabú, tienden a mantenerse poco o nada alterados en su pronunciación. En otras palabras, no creen que una persona religiosa pueda apocopar el nombre de Dios. Estos lingüistas piensan que Al-lāh procede directamente de la raíz semítica ʾel que designa a la divinidad. Esta raíz, en arameo, dio lugar al término ʾāllāhā, que habría podido pasar al árabe con desaparición de la ā final (en arameo es una vocal desinencial, y éstas tienden a desaparecer en árabe) y acortamiento de la ā inicial por confusión con el artículo al-."

    https://es.wikipedia.org/wiki/Al%C3%A1

    Curiosamente, esto mismo ya lo había leído tmabién hace tiempo en la novela "Roma Eterna" de Silverberg.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo y Asertus,

    Hay un artículo muy interesante en la Wikipedia en inglés, Allah as Moon-god.

    Una lástima que no esté en español, pero para los que no saben inglés aquí está la traducción de Google.

    Un muy cordial saludo para cada uno.

    ResponderEliminar