domingo, 3 de julio de 2005

Nacionalismo catalán, ¿nacionalismo asesino?

Muy preocupante es el camino que está tomando el nacionalismo catalán últimamente. Unos pocos ejemplos a continuación.

Amenazan de muerte a Albert Boadella acusándole de "traidor" tras el manifiesto "Ciudadanos por Cataluña". Es sin duda grave que alguien pueda ser amenazado de muerte anónimamente por expresar libremente su opinión no nacionalista.

El presidente del PP catalán, Josep Piqué, al llegar este jueves por la tarde al Parlamento de Cataluña se encontró en su buzón personal un sobre precintado con amenazas de muerte. Igual que lo anterior, es motivo de grave preocupación que un político reciba amenazas de muerte porque mantiene una posición política que disiente de la mayoría nacionalista.

Bajo el título “Falangistas taxidermistas”, el periodista Oriol Malló dedica un artículo en el diario Avui a la reciente plataforma catalana no-nacionalista Iniciativa Ciudadana y, en especial a tres de sus promotores, “mis buenos amigos” Albert Boadella, Arcadi Espada y Félix de Azúa. Desde el victimismo del catalanismo perseguido, Malló les amenaza, después de algunos rodeos, y llama a generalizar el acoso contra ellos: “Pues nosotros también queremos exterminaros, qué caray. Divirtámonos hasta morir que la guerra, a cara descubierta, tal vez ya ha empezado”. Ello me parece no ya grave, sino muy grave. Estamos hablando de un personaje radical que escribe libremente en un periódico de corte nacionalista, desde el que se permite el lujo de amenazar claramente de muerte a tres personas por sus posiciones no nacionalistas.

El artículo que esta semana firmaba el periodista Oriol Malló en el Avui, y en el que se vertían amenazas contra los miembros de la plataforma Ciudadanos de Cataluña Albert Boadella, Arcadi Espada y Félix de Azua sólo ha provocado reacciones en el PP catalán. El resto de formaciones y la Generalidad, que subvenciona al diario, han guardado silencio. En la Cope, el popular Daniel Sirera ha desvelado que los insultos y las amenazas a los no nacionalistas "forman parte de la normalidad" mientras los partidos "miran para otro lado". La gravedad va en aumento, porque ahora ya estamos hablando del silencio cómplice de las fuerzas políticas nacionalistas catalanas ante las amenazas de muerte que algunos de sus seguidores vierten contra los no nacionalistas.

Y finalmente lo que considero más grave de todo:

Como mero ejemplo, en el barrio barcelonés de Noubarris las JERC proponen frases para la agitación. Entre muchas otras pueden leerse las siguientes ofertas:
- Matar fachas no es delito es un deporte catalán
- Con la sangre de los españoles haremos tinta roja y con ella escribiremos bien grande INDEPENDENCIA.


Porque me parece extremadamente grave que una sección de un partido que forma parte del Gobierno de Cataluña y que apoya al Gobierno de España se permita amenazar de muerte a los que no comparten su visión nacionalista.

De las amenazas de muerte a la ejecución de dichas amenazas hay solamente un paso, el cual se puede dar sin demasiadas dificultades, sobre todo si desde el Gobierno, catalán en este caso, no se toman las medidas para evitarlo.

¿Estaremos ante una radicalización del nacionalismo catalán, que finalmente le llevará, como ha sucedido en el caso del nacionalismo vasco, por la vía del asesinato? Sinceramente, espero que no.

5 comentarios:

  1. No llegarán a las armas. Ya las utilizaron en su día con pocos frutos y algunos secuestros. Ahora mandan, sólo necesitan realizar eficazmente el trabajo de exterminio ideológico para perpetuarse.

    Una vez más lo digo. PSOE-PP (80% de la población representada) un pacto integral y sin fisuras, o nos comerán vivos.

    ResponderEliminar
  2. En cualquier caso, aunque no lleguen a las armas, la cosa es muy preocupante. Uno amenaza de algo que le gustaría hacer, aunque finalmente, por temor, no lo lleve a la práctica. Y me parece extremadamente grave que algunos nacionalistas catalanes quieran la muerte de unas personas por el solo hecho de que piensan de modo diferente al de ellos.

    Y sí, efectivamente la solución sería la unidad de PSOE y PP frente al nacionalismo. Pero ya ves por donde va la cosa en el Gobierno central, en Cataluña y en Galicia. El PSOE por tocar poder es capaz de unirse con quien sea, hasta con quienes tienen por objetivo hacer pedazos a España... y a los españoles.

    ResponderEliminar
  3. Lo malo no es querer hacer pedazos España, que es legítimo. Lo malo es que si has nacido en Cataluña un grupo de personas que te piden que aceptes con normalidad que ellos no son españoles no acepten que otros pueden decidir serlo y, entonces, sean criminales fascistas. El problema sigue siendo no enfrentarse a la elección de modo claro y aceptando todas las partes las consecuencias.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen trabajo, José. Habrá que luchar para que el Estado de Derecho permita a la gente vivir el Libertad en Cataluña. Si la Generalitat no hace nada, habrá que retirarle las competencias que sean necesarias y que las asuma Madrid.

    ResponderEliminar
  5. Hoy dia 28/9/07 estos desgraciados de ERC han vuelto a Madrid a dar voces y putear contra todos nosotros y nuestra nacion. Me he sentido totalmente indignado, impotente y muy muy jodido, de verdad os lo digo. Ya se estan canteando esta pandilla de hijos de puta babosos. Me hierve la sangre. Ya esta bien de reirse de nosotros en nuestra casa y en el parlamento. Por favor vamos a hacer algo entre todos para joderlos bien y que la proxima vez que se les ocurra aparecer por Madrid tengan lo que se merecen.
    Nada mas de momento un saludo a todos y viva España y los españoles.

    ResponderEliminar