lunes, 19 de marzo de 2007

Navarra, la Constitución, Zapatero, ETA y los navarros

Está claro que la Constitución prevee la posibilidad de que Navarra se integre dentro de la Comunidad Vasca. Es una previsión muy cuestionable, porque vista la cosa con la perspectiva del tiempo todo hace ver que fue una innecesaria concesión a los nacionalistas vascos, con la intención de "amansarles", lo cual, como se ve, ha sido totalmente imposible. Pero en cualquier caso está claro que es eso, una posibilidad, y no una obligación.

Una posibilidad sobre la que cualquier líder político debería posicionarse, en el sentido de decir si está a favor de que Navarra se integre en la Comunidad Vasca o no. Rajoy ha sido claro y concluyente, diciendo de forma indudable que quiere que Navarra siga siendo Navarra y punto. Pero, ¿y Zapatero? Moviéndose en esa ambigüedad que me asquea tanto, a dicho que "Navarra será lo que los navarros quieran que sea". Pues claro, así ha sido, así es y así será. Pero la pregunta es, ¿y usted, señor Zapatero, que es lo que quiere que sea Navarra? Ante esa pregunta aún no tenemos respuesta; y mucho me temo que no la tendremos antes de las elecciones autonómicas. Porque la respuesta, como tantas otras, es contraria a lo que quiere la ciudadanía, y por lo tanto hay que ocultarla con oscuros juegos de palabras. Una respuesta que sería ir ni más ni menos en la dirección marcada por los portavoces políticos de ETA, es decir, el batasuno Otegi, en el sentido de unir la Comunidad Vasca y Navarra para ir forjando esa fantasmal Euskal Herria que es el sueño de los nacionalistas vascos. Lo anterior, por mucho que muchos socialistas quieran esconder la cabeza debajo del ala, es la realidad. Dura realidad, indeseable realidad, pero la realidad.

Por eso la última palabra la tendrán los navarros cuando tengan que elegir su nuevo gobierno autonómico. Votar por UPN será votar porque Navarra siga siendo lo que es hoy; votar por cualquier otro partido será dar un salto en el vació que nadie sabe a donde puede conducir.

2 comentarios:

  1. Por eso la última palabra la tendrán los navarros cuando tengan que elegir su nuevo gobierno autonómico. Votar por UPN será votar porque Navarra siga siendo lo que es hoy; votar por cualquier otro partido será dar un salto en el vació que nadie sabe a donde puede conducir.

    ResponderEliminar
  2. No soy navarro aunque me gusta la cultura navarra. La prevision constitucional queda un poco en el aire en cuanto a su interpretación. Es una posibilidad y si la mayoría de los navarro (tanto los de UPN como el resto de formaciones con representación parlamentaria) así lo quiere, puede darse el caso y es legítimo y no es cuestionable.

    La democracia se basa en la convivencia pacífica, no en la violencia (tanto terrorista como verbal por parte de partidos democráticos). La representación parlamentaria asegura que lo que se aprueba lo quiere la mayoría de la población representada. Y ante esto no cabe un "Pues yo no quiero", la soberanía reside en la nación no en el PP o en el UPN. Señores existen más partidos y todos tienen representación de la sociedad. Seamos justos y aprendamos a convivir pacíficamente.

    Gracias...

    ResponderEliminar