lunes, 11 de abril de 2016

Mormonisno: Poligamia, ocultismo y otros asuntos

Hace muchísimo tiempo escribí un texto titulado Romney, el candidato mormón, del cual no recuerdo haber leído nada más que los primeros comentarios. Cuando, varios años después, casi por casualidad, me dejé caer nuevamente por allí, me encontré con que los comentarios habían dado mucho de sí. De hecho en ellos se calificaba mi opinión sobre el mormonismo desde ignorante hasta falsedad.

No creo que ni lo uno ni lo otro. Aún recuerdo algunos momentos que pasé en mi juventud con uno de los mormones estadounidenses que se veían frecuentemente en la ciudad española en la que yo vivía, dedicados a propagar su religión; como no podía recibirlos en la casa familiar, tenía una cita semanal con él en su centro de reunión. Eran los tiempos en que inicié mi personal búsqueda de la verdad, y en ella estuvo incluida esta religión. Búsqueda que estaba basada, como no podía ser de otra manera, en datos objetivos, dado que siempre he intentado basar mis creencias en los hechos y no en la fe ciega (algún día escribiré por qué esos hechos me llevan a depositar mi fe real, que no fe ciega, en Jesús). Y, como dije, aún recuerdo algunos detalles de esos encuentros con aquel educado y amable joven estadounidenses mormón, que me decía, cuando yo le pedía datos y más datos, que no demandara tantos datos, sino que me fijara en si sentía "un fuego en el pecho". Por supuesto, ante tal esquema de argumentación mis citas religiosas mormonas tocaron a su fin, y decidí seguir mi personal búsqueda de la verdad por otro lado.

Pero, volviendo al texto pasado que me ocupa en el escrito presente, el párrafo que viene a ser algo así como el centro de la cuestión de mi "ignorancia" y mi "falsedad" decía esto:

La religión mormona, siendo totalmente legal en Estados Unidos, es rechazada por una gran parte de la sociedad estadounidense, por razones tales como su extraño origen, determinadas prácticas religiosas rayanas en el ocultismo, su creencia como verdad en un libro que es pura ficción ("El Libro del Mormón") y su hasta hace poco incumplimiento de la ley del matrimonio monógamo (creen en la poligamia, si bien en Estados Unidos, por cuestiones legales, han acabado aceptando la monogamia).

Por cierto, antes de entrar en el meollo de la cuestión quiero aclarar que este escrito nada tiene que ver con la libertad religiosa, y mucho con la libertad de expresión. Los mormones son muy libres de creer y practicar lo que bien les parezca, y yo también soy muy libre de opinar sobre ello.

Así que, sin más preámbulos, vamos a analizar las cuestiones que yo vertía en ese texto, una por una, que vienen a ser las siguientes:

1. La religión mormona, siendo totalmente legal en Estados Unidos, es rechazada por una gran parte de la sociedad estadounidense,
2. por razones tales como su extraño origen,
3. determinadas prácticas religiosas rayanas en el ocultismo,
4. su creencia como verdad en un libro que es pura ficción ("El Libro del Mormón")
5. y su hasta hace poco incumplimiento de la ley del matrimonio monógamo (creen en la poligamia, si bien en Estados Unidos, por cuestiones legales, han acabado aceptando la monogamia).

Cinco ideas que quiero argumentar, una por una, basándome hasta donde sea posible en textos mormones o neutrales. Vamos con ello.


1. La religión mormona, siendo totalmente legal en Estados Unidos, es rechazada por una gran parte de la sociedad estadounidense,

Creo que es sobra sabido que, aún defendiendo su más amplia libertad, tanto católicos como protestantes rechazan la religión mormona. Los datos de las personas en cuanto a su religión en Estados Unidos son los siguientes:

According to the CIA,[3] the following is the order of religious preferences in the United States:
Christian: (78.5%)
. Protestant (51.3%)
. Roman Catholic (23.9%)
. Mormon (1.7%)
. other Christian (1.6%)
unaffiliated (12.1%)
none (4%)
other or unspecified (2.5%)
Jewish (1.7%)
Buddhist (0.7%)
Muslim (0.6%)


Por lo tanto, tenemos que la suma de católicos y protestantes nos da el 75.2% de los estadounidenses, mientras que los mormones son el 1.7%. El rechazo mayoritario de la religión mormona por la sociedad estadounidense (que nada tiene que ver, repito, con el respeto a su libertad) creo que queda claro.


2. por razones tales como su extraño origen,

En el artículo Libro de Mormón, de la Wikipedia en español, se puede leer esto:
La Iglesia de Jesucristo de Los Santos de Los Últimos Días mantiene que El Libro de Mormón contiene los registros de dos grandes civilizaciones que poblaron el continente americano, una procedente de Jerusalén por el año 600 a. C. y la otra habiendo llegado muchos siglos antes, cuando el episodio bíblico de la Torre de Babel.[8] Estos registros fueron guardados por profetas que vivieron entre esos pueblos, hasta que Mormón, uno de esos profetas, hiciera una compilación de los anales en un único volumen, grabado en planchas de metal.[9]
En la narrativa de José Smith, "restaurador" de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Moroni, un personaje para entonces angelical, le visitó el 21 de septiembre de 1823, instruyéndole sobre el antiguo registro y el plan de traducción de éste. Smith cuenta que, cuatro años más tarde, las planchas le fueron entregadas finalmente en sus manos, traduciéndolas enseguida, acreditando tener auxilio divino en esa labor. La labor de traducción o traslación de conceptos se realizó mediante el uso de un pectoral sacerdotal llamado Urim y Tumim[10] que permitía a Smith interpretar los carácteres del egipcio reformado al inglés usado en la época. Ya que al relatar lo que aquella noche le había sucedido con las apariciones del mensajero de Dios que le indicaron el lugar exacto donde se encontraban enterradas bajo una roca las planchas de oro donde se narraba de aquellos antiguos pueblos americanos.


Más sobre el tema. En el artículo Planchas de Oro, de la fuente mormona Mormonwiki en español, se lee lo siguiente:
En 1820, José Smith tuvo su Primera Visión en la que vio a Dios el Padre y a Jesucristo. Unos años después fue visitado por un ángel que se identificó a sí mismo como Moroni y le habló de un registro antiguo. A José se le mostró la ubicación de las planchas de oro en esta visión. Después de cuatro visitas anuales del ángel Moroni, a José Smith se le confió las planchas y el Urim y Tumim para realizar la traducción. Las planchas de oro se recibieron en horas de la mañana del 22 de septiembre de 1827 (como 8 meses después de su matrimonio con Emma Hale el 18 de Enero). José se prestó un caballo y un vagón de un tal Sr. Knight. En el cerro Cumorah se reunió con Moroni, quien le dio instrucciones finales y una advertencia, “que yo sería responsable de ellas; que si las descuidaba y las perdía, o por cualquier otra negligencia mía, sería desechado; pero que si hacía todos mis esfuerzos para conservarlas hasta que, el mensajero, viniera a pedirlas, serían protegidas.” José no mostró las planchas de oro a nadie sino hasta después que habían sido traducidas, aun cuando mucha gente, incluidos amigos y familiares, manipularon las planchas a través de las mantas con las que él las había ocultado. Poco después de que él había obtenido las planchas, se dispersaron rumores de su existencia en toda el área. Hubo muchos intentos por robar las planchas pero José las mantuvo muy bien escondidas. Las planchas de oro fueron apartadas de José Smith por un tiempo cuando Martin Harris, quien estuvo trabajando como escribiente, perdió las primeras 116 páginas de la traducción mientras las tenía en su casa para mostrárselas a su esposa. El ángel Moroni se llevó las planchas y el Urim y Tumim hasta que José se arrepintiera por su descuido. Cuando José las recibió de nuevo a Martín Harris no se le permitió más servir como escribiente. La traducción se completó con Oliver Cowdery como escribiente, en cuyo tiempo se devolvió las planchas de oro al ángel. Desde aquel entonces mucha gente ha hablado respecto a la ubicación de las planchas de oro. La explicación más aceptada es que se encuentran en poder de Dios.

Muy normal no me parece a mí todo esto, sino más bien muy extraño.


3. determinadas prácticas religiosas rayanas en el ocultismo,

Para empezar, el origen de la religión mormona, ya citado en el punto anterior, con planchas de oro indescifrables, instrumentos rarísimos de traducción, piedras puestas en aros de plata, el que "José colocaba su piedra vidente en un sombrero y colocaba su cara en el sombrero para eliminar toda luz", etc., todo ello me parecen prácticas rayanas en el ocultismo, si es que no caen directamente en el mismo.

Pero hay más. En cuanto al presente, en la página Familias Eternas, escrita por alguien que parece ser un fiel y honesto mormón, se lee esto en cuanto a la ropa interior usada por los mormones:

Las investiduras mormonas, que también se conocen como “ropa interior de los mormones”, son ropa interior usada por los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días como un símbolo de los convenios sagrados hechos con Dios. El la cultura mormona, el término “investiduras” ha sido adaptado para referirse a la ropa interior especial.

Cuando los miembros de la Iglesia entran al templo mormón por primera vez, ellos empiezan a usar esta ropa interior en lugar de otra ropa interior, y prometen continuar usándola de noche y de día por el resto de sus vidas. Esto representa un convenio con Dios de que ellos continuarán siendo fieles y obedientes a los mandamientos de Dios y a los convenios especiales hechos dentro del templo.


Y más sobre este mismo tema de la ropa interior mormona lo podemos leer en el artículo Investidura - Vestimenta Mormona de la ya citada fuente mormona Mormonwiki en español, donde podemos leer lo que sigue:

Si usted menciona ropa interior a amigos o vecinos Mormones, éstos tendrán una reacción diferente. Para millones de Mormones alrededor del mundo su ropa interior es una prenda especial que llevan como gesto simbólico de las promesas que han hecho a Dios en el Templo, éstas prendas de vestir siempre las llevan bajo la ropa, junto a la piel, regularmente éstas reemplazan a la ropa interior para los que la usan. A esta vestimenta se le conoce como “prendas interiores mormonas” “ropa interior mormona”, etc., sin embargo la mayoría de los miembros de la Iglesia de Jesucristo SUD, la llaman únicamente “Investidura”.
Las Investiduras están directamente relacionadas con los Templos Mormones. Es en estos lugares donde los mormones fieles reciben por primera vez estas investiduras, después de haber recibido instrucción individual de cómo se deben llevar y cómo deben ser cuidadas. La prenda de vestir se lleva como parte de una ceremonia especial llamada La Investidura.


¿No son esos extraños rituales (recordemos, que se hacen en el presente) prácticas rayanas en el ocultismo? A mí me parece que sí.


4. su creencia como verdad en un libro que es pura ficción ("El Libro del Mormón")

En el artículo Arqueología y el Libro de Mormón, borrado de la Wikipedia en español, se llega a las siguientes "Conclusiones preliminares":
Conclusiones preliminares
1. Ninguna de las ciudades que se citan ha sido encontrada.
2. Ninguno de los nombres a los que hace referencia ha sido encontrado en las inscripciones del Nuevo Mundo.
3. No se ha encontrado ninguna inscripción egipcia genuina o alguna cosa similar se ha encontrado en América, la cual pudiera corresponderse con los caracteres de ´´egipcio reformado``de Joseph Smith.
4. No se han encontrado copias antiguas del Libro del Mormón.
5. No se ha encontrado ninguna mención a las personas que se citan, naciones o lugares que menciona el libro.
6. No hay evidencia alguna que respalde la creencia de que hubiesen antiguos habitantes con creencias hebreas o cristianas.
7. Existe un gran número de inexactitudes y anacronismos históricos en las escrituras mormonas.



Al respecto vale la pena copiar lo que el citado artículo dice acerca de los proverbiales errores históricos del Libro del Mormón:


El Libro de Mormón afirma que existían pueblos precolombinos que eran blancos, cultos, que conocían antiguas lenguas del Viejo Mundo y tenían sistemas de escritura derivados del Viejo Mundo (p.ej. 1 Nefi 13:23 y ss.). Fundieron y fabricaron armas de hierro, acero y latón (p.ej. Ether 7:9; 10:23). Tenían caballos y ganado domesticados, carros (p.ej. Alma 18:9). La población se extendía por "toda la tierra". La civilización descrita en estos pasajes y en muchos otros del Libro de Mormón deberían ofrecer ciertos tipos de descubrimientos en los anales arqueológicos precolombinos.[28] Algunos consideran que la falta de evidencia sobre las civilizaciones del Libro de Mormón constituye un problema para el propio libro. Los eruditos SUD arguyen que se está formando un creciento corpus de pruebas sobre la autenticidad del libro. Estas pruebas, sin embargo, no son aceptadas por la mayoría de arqueólogos.[29]

Si nos basamos en las estimaciones de población del Libro de Mormón, las civilizaciones descritas tendrían aproximadamente el tamaño de algunas otras civilizaciones arqueológicamente prominentes: el antiguo Egipto, la antigua Grecia, la antigua Roma y la civilización Maya, que también estaba en su apogeo en la época de las supuestas civilizaciones del Libro de Mormón. De estas culturas han quedado numerosas muestras en forma de ruinas, tumbas, templos, pirámides, carreteras, arcos y muros, frescos, estatuas, jarrones, monedas, etc.

Los escépticos plantean que si hubieran existido en el Nuevo Mundo unas civilizaciones a tan gran escala y de tan larga vida como las que se mencionan en el Libro de Mormón, entonces deberían de aparecer pruebas físicas irrefutables de sus restos en los anales de la arqueología americana.



A riesgo de ser reiterativo, repito que si todo eso fuese cierto, las investigaciones arqueológicas hubieran encontrado grandes evidencias de todo ello. Pero muy al contrario, ni evidencias grandes ni pequeñas, sino simplemente ninguna.

Todo lo anterior me lleva a afirmar que El Libro del Mormón es simplemente un libro de pura ficción.


5. y su hasta hace poco incumplimiento de la ley del matrimonio monógamo (creen en la poligamia, si bien en Estados Unidos, por cuestiones legales, han acabado aceptando la monogamia).

Al respecto encontré este interesantísimo artículo de un escritor al que anteriormente definí como alguien que parece ser un fiel y honesto mormón, titulado Poligamia mormona. En el mismo se puede ver, implícitamente (casi explícitamente), una defensa de la poligamia, particularmente en este último párrafo:

Las únicas razones de las Escrituras para la poligamia son para multiplicar y henchir la tierra y levantar posteridad justa (Doctrina y Convenios 132:63; Jacob 2:30). La Iglesia Mormona nunca ha renunciado a la poligamia como una doctrina, a pesar de que actualmente la prohíbe en la práctica. Se trata de un tema de gran controversia entre los creyentes y no creyentes por igual, a medida que tratan de entender el evangelio con los climas sociales y los tabúes actuales. Es curioso que la influencia victoriana que persiguió a los polígamos mormones también diera lugar a una de las más grandes culturas burlescas y prostitución en la historia. La fidelidad entre relaciones monógamas no parece estar mejorando tampoco, pero por alguna razón el pensamiento occidental no puede permitir el matrimonio polígamo. Del mismo modo que cuando fue introducida por primera vez por José Smith, la poligamia sigue siendo una prueba de fe.

Definitiva esta frase: La Iglesia Mormona nunca ha renunciado a la poligamia como una doctrina, a pesar de que actualmente la prohíbe en la práctica.

Y muy curiosa esta otra, que cierra el artículo: Del mismo modo que cuando fue introducida por primera vez por José Smith, la poligamia sigue siendo una prueba de fe.

Por lo leído en el artículo, se puede establecer lo siguiente:
Decada de 1830. José Smith habló sobre una revelación acerca de la doctrina de la poligamia.
1842. Se registra lo anterior (supongo que quiere decir que se comienza a practicar públicamente).
1852. El Gobierno de Estados Unidos envía tropas al Estado de Utah, de mayoría mormona, para acabar con la práctica de la poligamia.
Fines de los 1800. Por practicar la poligamia muchos mormones fueron encarcelados y otros, incluyendo muchos líderes, pasaron a la clandestinidad.
1890. Frente a una cada vez mayor presión del gobierno, el presidente de la Iglesia Mormona, Wilford Woodruff, anunció el fin de la práctica de la poligamia.

También pude encontrar una muy interesante Cronología de la poligamia mormona en un enlace que no es mormón ni neutral, pero cuyos datos (mayormente fechas) sí parecen bastante objetivos. Si bien podemos ver que los mormones renunciaron a la poligamia en 1890 (por cuestiones de legalidad, que no de convicción), también podemos ver que se constata que en determinados círculos mormones la poligamia se siguió practicando al menos hasta 1950.

Lo anterior me lleva a desdecirme únicamente de tres palabras, hasta hace poco, porque las fechas en mi memoria me jugaron una mala pasada, pero que no cambian para nada la idea central sobre la poligamia mormona. Por lo tanto, mantengo completamente que una de las características de la religión mormona (por la cual es conocida y rechazada) fue su hasta hace poco (lo dicho, me retracto de esas tres palabras) incumplimiento de la ley del matrimonio monógamo, ya que creen en la poligamia, si bien en Estados Unidos, por cuestiones legales, han acabado aceptando la monogamia (y, añado ahora, también en los demás países, por cuestión de coherencia).


Termino el escrito. Hasta aquí mi defensa de lo que dije (y mantengo) sobre los mormones. No veo donde está mi falsedad, no veo tampoco donde está mi ignorancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario