viernes, 8 de abril de 2005

¡Qué vergüenza!

Vergüenza ajena me da Peces Barba. Ya he escrito otras veces de los despropósitos de este hombre, que hace exactamente lo contrario de lo que su cargo indica. Pero es que consigue superarse a sí mismo.

En esta ocasión lo ha bordado (lo de superarse a sí mismo en sectarismo, digo). Y es que la introducción del artículo de Libertad Digital no puede ser más elocuente:

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha anunciado que pedirá una rectificación al Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo, Peces Barba, por "faltar a la verdad" al justificar que no convocase a la AVT este jueves a la reunión con las asociaciones de víctimas del once de marzo porque "los temas que se iban a tratar eran exclusivamente de víctimas del 11-M", cuando cientos de víctimas del 11 de marzo están asociados a la AVT, “una realidad que él conoce perfectamente", añaden.

Lo dicho, vergonzoso. Y es que este hombre no puede ser más sectario (bueno, probablemente sí). Porque la conclusión a la que llega la AVT es del todo evidente:

Si al silencio de su respuesta a nuestro escrito, le añadimos estas declaraciones del Alto Comisionado, podemos llegar a pensar que hemos sido excluidos de la Comisión de Seguimiento de la Unidad Administradora para la Gestión del Fondo de Ayuda a las Víctimas y Afectados del 11-M, porque no representamos a las víctimas del atentado del 11-M ... esta conclusión es, en definitiva, la que se está intentando transmitir a la sociedad desde distintos colectivos y lamentablemente desde el propio gobierno como prueban las mencionadas declaraciones.

Porque ya es triste, lamentable y vergonzoso es que desde el Gobierno, mediante Peces Barba, se quiera dividir a las víctimas del terrorismo, como he escrito en el pasado, en "víctimas de primera" (la víctimas del terrorismo islámico) y "víctimas de segunda" (las víctimas del terrorismo etarra).

Pero es que más triste, más lamentable y más vergonzoso aún es que lo anterior se quiera hacer por medio de la más clara mentira. Es decir, pretendiendo que la sociedad española crea que la AVT representa exclusivamente a víctimas del terrorismo etarra, cuando ello no es así, ya que están afiliadas a dicha asociación también víctimas del terrorismo islámico.

Lo que se deduce es más bien claro: Para Peces Barba, para Zapatero y para este Gobierno lo que valen son unas víctimas: Las de izquierda. Las demás, sean producto del atentado que sean, hay que marginarlas, incluso utilizando la más burda de las mentiras.

Una vez más digo algo que cada vez es más claro. Peces Barba debería dimitir inmediatamente por el último desvergonzado incidente de la clara mentira puesta de manifiesto. O, de no ocurrir, debería ser cesado fulminantemente por quien lo nombró, Zapatero. Desafortunadamente, no creo que ninguna de las dos cosas se vaya a producir, y por supuesto deseo equivocarme.

Zapatero y Peces Barba, Peces Barba y Zapatero. ¡Qué vergüenza!

2 comentarios:

  1. Pues si. Las otras asociaciones, aparte de la AVT, que era anterior, se crearon bajo el amparo y con la ayuda del PSOE, para "minar" la credibilidad de dicha asociación. De hecho, el pueblo liso y llano, cree que la totalidad de las víctimas del 11-M están en la asociación que dirige la Sra. Manjón, creyéndola a ella la única interlocutoria válida para tratar algo en nombre de las victimas. Y sólo nos ha faltado Don Gregorio en escena, para terminarlo de enguarrinar todo. Al final, las asociaciones minoritarias, se darán cuenta del daño que le están haciendo a sus propios intereses, siguiéndole el juego al PSOE y a Don "Gregario Heces-Barba". Porque si el PSOE consiguiese lo que pretende (dejar fuera de juego a la AVT)... acto seguido, se olvidaría de ellos.
    Saludos liberales.

    ResponderEliminar