sábado, 25 de marzo de 2006

Rajoy, sobrio y firme

Me he dado una vuelta por la página web del Partido Popular y allí he encontrado la Declaración del Presidente del PP, Mariano Rajoy, ante el comunicado de ETA.

Recupero unos párrafos.

"el único comunicado de verdad importante que podía transmitir la organización terrorista ETA al conjunto de la sociedad española era el anuncio de su disolución y el fin de sus actividades criminales. Es lo que pienso desde hace muchos años. Eso es lo importante y esto no se ha producido."

Así es. ETA sigue existiendo.

"Este alto el fuego que ahora se nos anuncia es una pausa, no es una renuncia a la actividad criminal. Supone reafirmar su voluntad de seguir existiendo, no se arrepiente de nada y no pide perdón a las víctimas del terrorismo."

Efectivamente, ETA ni renuncia a asesinatos futuros, ni se arrepiente de los pasados.

"De nuevo, nos dicen que el objetivo es iniciar un proceso que conduzca al objetivo de siempre, que es el derecho de autodeterminación y, de nuevo, nos impone las condiciones de siempre."

Es decir, que ETA pone el precio de ceder a sus exigencias políticas.

"En estas circunstancias, quiero reafirmar lo que hemos dicho a lo largo de estos últimos años. No se puede pagar ningún precio político para el cese de una actividad terrorista, porque eso supondría convertir al terrorismo en un instrumento para hacer política y los terroristas habrían ganado y conseguido, treinta años después, los objetivos en base a los cuales y por los cuales asesinaron a muchísimas personas en el País Vasco y en el conjunto de España."

Se puede decir más alto, pero no más claro.

"En segundo lugar, quiero decir que el Estado de Derecho debe seguir cumpliendo sus obligaciones, tanto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como el Poder Judicial, y como la Administración Penitenciaria."

Así es. La "tregua" de ETA no cambia las leyes, que deben seguir cumpliéndose por todos los que están obligados por ella, policías y jueces.

"Y por último, quiero decirles que el Partido Popular sigue estando dispuesto a colaborar con el Gobierno para derrotar al terrorismo en el marco del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y que el Partido Popular está dispuesto a apoyar al Gobierno para que no pague ningún precio político, algo que no desean ninguno de nuestros compatriotas, y para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sigan trabajando, sigan cumpliendo su obligación, como es propio en un Estado de Derecho."

Ni más, ni menos.

Rajoy ha tomado el toro por los cuernos y se ha convertido ni más ni menos que en el garante político de que el Gobierno no pague un precio político a los asesinos. Ha establecido que el comunicado de ETA son las exigencias de siempre, las cuales el Gobierno no puede pagar. Y ha dejado diáfanamente claro que el PP apoyará al Gobierno siempre que no pague peaje político. Lo que quiere decir, evidentemente, que el PP estará en contra del Gobierno si éste decide ceder a las exigencias de los terroristas.

Rajoy, desde la sobriedad requerida por el momento, ha mostrado una firmeza impresionante. Sin duda que con esas palabras presentes, y los hechos futuros que demandarán, Rajoy se convertirá en el representante de todos aquellos que queremos el fin del terrorismo, pero no a cualquier precio.

1 comentario:

  1. Hola, acabo de entrar en vuestra bitácora y me ha gustado bastante.
    Precisamente hace muy poco he creado una bitácora liberal. ¿Nos asociamos?
    Si la quereís ver es la siguiente:
    http://clubliberal.blogspot.com/
    Saludos.

    ResponderEliminar