viernes, 18 de enero de 2008

Bobby Fischer ha muerto

Cuando esta mañana leí los comentarios del texto que escribí ayer, después de escribir el de hoy, me encontré con uno que decía que el ajedrecista ex-campeón del mundo Bobby Fischer ha muerto. Ahora, con tiempo, acabo de confirmar la triste noticia.

Para algunos Bobby Fischer fue el más grande ajedrecista de todos los tiempos, o, al menos, de los últimos tiempos. Yo no lo sé, porque Fischer fue anterior a mi interés por el ajedrez. Siempre lamenté, eso sí, su rápida retirada del ajedrez; por su alta calidad como jugador y porque su actividad hubiera probablemente eliminado del panorama ajedrecístico de los campeonatos mundiales a una de las figuras más lamentables que ha existido (algún día escribiré sobre él), como es la de Anatoly Karpov.

Muchos dicen que el problema de Fischer fue que nunca supo separar la vida real del tablero de ajedrez, o, dicho en otras palabras, que su vida fueron las 64 casillas. No entiendo por qué entonces tomó la decisión de abandonar tan prematuramente el ajedrez mundial. Con él la historia del ajedrez mundial no hubiera sido la misma.

En cualquier caso, vaya desde aquí mi lamento por la pérdida humana que supone la muerte de Bobby Fischer.

9 comentarios:

  1. Una vida de película. Escribe otro día sobre Karpov, te lo ruego. Es un personaje extraño y gris.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Daniel, por tu comentario. Te prometo escribir de Karpov cuando pueda. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, Karpov sería todo lo aparatik que quieras, pero eso no me parece que justifique en absoluto llamarlo figura del ajedrez lamentable. Fue un grandísimo jugador, con un estilo particular, serio y efectivo.

    Lo que no quita para que en sus matches contra el disidente Korchnoi, yo deseara enormemente su derrota. Pero el ajedrez es así.

    ¿Hubiese ganado también a Fisher en 1975? Imperdonable que este nos impidera verlo. El pronóstico, desde luego era difícil.

    ResponderEliminar
  4. Fischer se permitio el lujo de regalar dos puntos al principio del match. Uno tratando de forzar una victoria en una posicion de tablas donde parece como si Fischer todavia dudase de jugar o n&o y se "suicida". Despues pierde la segunda por no comparecencia. Y luego telon para Spasski. En el resto del match (o sea una vez que Fischer se decide a jugar) logr&aoacute; una unica victoria. Fischer ganó siete. Dije telon para Spasski? Tambien fué telon para los cincuenta grandes maestros en activo que tenia la Union Sovietica y que habian sido requeridos para ayudar a Spasski con innovaciones en las aperturas y analizando las posiciones aplazadas: Fischer introdujo más y mejores innovaciones en aperturas que Spasski y jugó mejor las partidas aplazadas. Tambien telon para los chicos del KGN que tenian por tarea el destabilizarlo, sacralo de sus casillas y probablemente espiarlo. Entre todos ellos Spasski, los cincuenta grandes maestros y el KGB solo arrancaron una misera victoria (dos si contamos el suicidio de la “primera’ partida) contra las 7 de Fischer asistido por un unico entrenador. Dado la importancia que la propaganda sovietica daba al dominio sovietco e el ajedrez ("el ajedrez pertenece por esencia al rico sistema cultural de los paises socialistas" publicado en las Izvestia justo antes del match) la bofetada propinada por Fischer fué la primera fisura, pequeña pero significativa, en el edificio del comunismo.

    ResponderEliminar
  5. Yo no creo que Fischer sea el mejor de todos los tiempos, reinó muy poco como para poder afirmarlo y esquivó a rivales como Karpov, por no hablar del que para mí es el mejor de todos: Kasparov, el cual ha reinado durante muchísimos años y en una época de grandísimos jugadores (Karpov, Annand, Korchnoi...)

    ResponderEliminar
  6. Contra un Fischer un poco entrenado (el problema es saber si lo hubioese estado despues de tres añaos sin jugar), Karpov hubiese sido aplastado como un gusano. No hay mas que ver los prtoblemas que tuvo en vencer a Korchnoi, un Korchnoi que ya estaba en la edad en que los jugadores estan en declive y al que le Fischer de 1971-72 (y con Korchnoi mas joven) no tenia problemas en batir

    ResponderEliminar
  7. esteesdeprueba...

    ResponderEliminar
  8. Fischer acusó a Karpov y a Kasparov de haber amañado todos los campeonatos disputados entre ellos.

    Independientemente de esto, Karpov creo que es el jugador con más torneos de primera fila ganados y el que ha participado en mayor número de ellos. Ganó el Linares (92 ó 94 no recuerdo bien) considerado como el torneo más difícil de la historia. Ahora ha perdido mucho: se arrastra por los escenarios para recoger los talones como "estrella invitada". Pero tampoco podemos pedirle más, la edad no perdona y le falta por completo motivación: no quedan rivales de su generación.

    En cuanto a Fischer, obviamente, fue muy, muy bueno. El mejor de entre los de su época. Pero aventurarse a afirmar más, es excesivo. En la historia ha habido muy buenos ajedrecistas. Algunos de ellos, verdaderos genios y considerar a Fischer el mejor de todos ellos habiendo podido sólo coronarse campeón a los 29 y forzando después su retirada, creo que es a todas luces excesivo.

    Fischer se colapsó al conquistar el campeonato mundial. La corona mundial había sido el ideal durante toda su vida. Toda su existencia había girado en torno a la consecución de dicho objetivo. Y una vez alcanzado, no iba a permitir que nadie se lo arrebatase. Al menos, no antes de una laaarga temporada...

    Fischer siempre se había quejado (y no con falta de razón) del control que los rusos ejercían sobre el campeonato mundial y su sistema de selección, a través de todos los largos años de reinado de sus campeones. El estaba convencido que de no haber sido por lo anterior, se habría alzado con la corona mundial diez años antes. Y claro, pensó que tampoco se trataba ahora de regalarlo al primero que quisiera disputárselo.

    Así que empezó a poner pegas y excusas a la hora de jugar el match con Karpov. Creo recordar que envío una lista de 179 exigencias, a cual de ellas más variopinta. Se las aceptaron todas, o casi todas, excepto las siguientes: que el título fuese al que consiguiese diez victorias (tablas serían nulas) y que en caso de llegarse a 9-9 en el marcador, Fischer retuviera el título.

    Unos meses después, con Karpov ya "campeón oficial" se negoció otro encuentro por 3 millones de dólares (de 1975) pero al final tampoco pudo disputarse porque Fischer puso como última condición que el título se llamara Campeonato Mundial Profesional. Y claro, los rusos no podían aceptar semejante petición: por entonces, los maestros soviéticos mantenían oficialmente la ficción de que eran amateurs.

    En mi opinión, lo que Fischer nunca asimiló fue que de igual manera que él destronó a Spassky, otro aspirante más joven y preparado, lo destronaría a él también. Y no es que no asimilase, sino pienso que ni tan siquiera llegó a considerar. No jugó ninguna partida oficial como Campeón del Mundo. Y esto sólo puede tener una explicación:

    Una vez proclamado campeón, Fischer se negó a él mismo la capacidad de cometer errores, por lo tanto de perder partidas y en consecuencia, campeonatos. Pero la única forma 100% segura de garantizar lo anterior es no disputando más encuentros. Si uno no juega nunca, nunca podrá perder... Y si alguien que nunca pierde, además es el campeón de mundo, continuará siéndolo eternamente... O al menos, por más tiempo incluso que Lasker. :))

    Desde Islandia 1972 hasta su muerte, Fischer siempre se consideró el auténtico campeón mundial de Ajedrez.


    Capablancka, J.T.


    "Capablanca fue el mejor porque no necesitó molestarse". M.N.
    ...y porque lo dice un estudio computerizado de Guid y Bratko. ;))

    http://www.chessbase.com/newsdetail.asp?newsid=3455

    ResponderEliminar
  9. Ah, se me olvidaba:

    Fischer ganó de forma consecutiva las 21 partidas anteriores a la tercera contra Petrossian (en el match de la final del Torneo de Canditatos del 71). Incluyendo dos 6-0 a Larsen y Taimanov.

    Ningún otro jugador de la historia puede presumir de lo mismo: batir 21 veces a GMI's de forma consecutiva en torneos internacionales.

    ResponderEliminar