martes, 2 de enero de 2007

El atentado de ETA y la ambigüedad de Zapatero y Otegi

Mi último texto sobre actualidad del año pasado fue sobre ETA y el primero de este año es sobre el mismo tema, desgraciadamente. Y es que lo que nos temíamos pasó: ETA pedía mucho, el Gobierno no se lo podía dar (por el marcaje del PP, dicho sea de paso), y ETA se decidió a cometer un atentado a las claras (a "medias", por decirlo de algún modo, siguió atentando durante todo el "alto el fuego").

En primer lugar decir que no se puede culpar de este atentado a Zapatero. No es hora de buscar culpables donde no los hay. Los únicos culpables son los terroristas, y a ellos, como siempre, hay que buscarles, encontrarles, detenerles, juzgarles, condenarles a una larga pena de prisión, y obligarles a que la cumplan.

Ahora bien, en segundo lugar hay que decir que, a pesar de que busqué la comparecencia del Presidente de Gobierno con ánimo de apoyarle, me ha defraudado de nuevo. Esa ambigüedad de Zapatero me desespera. Y me desespera porque, como siempre, me temo que lo hace porque oculta cosas que no quiere decir porque no es el momento adecuado.

"He ordenado suspender todas las iniciativas para desarrollar el diálogo con ETA"

Sí, claro, de perogrullo. ¿Pero algo más? No, nada más, nada de nada.

Ante otra pregunta de los periodistas por la posibilidad de que dé por cerrado el proceso de paz de forma definitiva o sólo temporalmente, explicó que "suspensión del diálogo representa que el Gobierno considera, porque es evidente, que no se cumplen las condiciones y presupuestos de la resolución parlamentaria" que avalaba ese diálogo.

Vamos, más de lo mismo. Afirmar lo evidente y en el resto perderse en círculos dialécticos que, dependiendo de las circunstancias futuras, pueden perfectamente significar una cosa y la contraria.

He echado de menos una afirmación en los términos más categóricos de que no se va a dialogar con los terroristas hasta que éstos abandonen definitivamente el terrorismo, y que mientras tanto se les va a perseguir con toda la eficacia policial, endureciendo en el plano judicial las leyes contra ellos y los que los apoyan.

Claro, lo anterior es demasiado pedir a Zapatero, que sigue apostando, atentado incluido, con la posibilidad de dialogar con los terroristas, si las circunstancias cambian.

Por desgracia, estamos donde estábamos. La iniciativa la sigue teniendo ETA, y el Gobierno actuará en función de lo que hagan los asesinos. Probablemente tiene razón Otegi cuando dice que "el proceso no está roto"; según Zapatero solo está "suspendido".

6 comentarios:

  1. También podías tener en cuenta que el marcaje del PP es como el de un defensa tuercebotas, de esos que te van dando pataditas todo el partido y no te dejan hacer ni lo que tienes que hacer.

    Es muy diferente un marcaje en el que te vigilen para que no hagas nada ilegal y otro muy diferente es el marcaje del PP, ese marcaje en el que hagas lo que hagas lo manipularán de tal forma que parezca ante los ojos de los ciudadanos que estás arrodillándote.

    ResponderEliminar
  2. ¿Acaso cuando gobernaba el PP no hubo marcaje de este tipo y manipulación ?(El prestige, Irak, etc.) La política esta como esta por causa de la mediocridad irritante de los que se dedican a ella ( no hay mas que hacer un pequeño juego mental e imaginar en que cargo situaríais a cualquier político actual, Blanco, Acebes, Simancas, Zaplana, etc. en una empresa privada con objetivos claros y organización racional) y al desinterés y desconfianza general de la ciudadanía ..

    ResponderEliminar
  3. Al menos casos de presión como el Prestige o Iraq por parte del PSOE o el GAL y otros por parte del PP no eran tan despreciables como los de poner piedras para la paz o manipular incluso a las víctimas del terrorismo.

    Se ha llegado a un punto tal de bajeza moral que es indignante en un partido que pretende gobernar.

    ResponderEliminar
  4. ¿No se manipulo a la opinión publica, incluidas las victimas, en los atentados del 11-M? La bajeza moral es la misma en los que pretenden gobernar y en los que gobiernan

    ResponderEliminar
  5. Si la bajeza moral de unos y otros es la misma, ¿por qué criticáis tanto a unos y alabáis tanto a otros?

    ¿Por qué alabáis a esos que ahora manipulan a las víctimas y se las lanzan a la cara al Gobierno? ¿Por qué alabáis a esos que desde el 11-M intentaron mantener y difundir lo máximo posible la autoría de ETA para obtener un beneficio político, aun cuando era más que dudosa esa información? Para ver esa realidad no hacía falta que nadie manipulara nada.

    Los otros fueron simplemente unos oportunistas. Eso sí, en busca de votos al igual que los otros.
    Si puedes aportarme algún dato que demuestre que el PSOE también manipuló a las víctimas en esos días, lo leeré, porque yo no lo conozco.

    ResponderEliminar
  6. Y, por cierto, aunque has desviado el tema, lo que he dicho no quiere decir que el PSOE me merezca una mejor opinión que el PP.
    El PSOE practicó el terrorismo de estado (eso sí, al igual que Israel, otro país al que también apoyáis ciegamente) lo cual le convierte para mí en un partido despreciable.

    ResponderEliminar