domingo, 16 de abril de 2017

España se rompe poco a poco por culpa del PP

El titular es simplemente descorazonador: El PP asume un regionalismo con control de Madrid. Aunque no tanto como el texto mismo. Por poner solamente un ejemplo, el PP en Valencia defiende el trasvase del Ebro, mientras que en Aragón está en contra del mismo. Y se quedan tan panchos. Aunque el artículo no lo dice, supongo que lo mismo será respecto al trasvase Tajo-Segura (en contra en Castilla-La Mancha y a favor en Murcia). A lo anterior hay que añadir el apoyo a las identidades nacionalistas, de la que explícitamente se nombra la de Baleares (ya sabemos como se las gastan en Galicia).

La clave es ésta: "La tesis general es que estos proyectos regionalistas «pueden ayudar a ganar elecciones» y con este objetivo se aceptan." Y lo dicen así, descaradamente.

Resumiendo, que el PP va a potenciar los hechos diferenciadores de las distintas autonomías. Eso me parece suicida en un partido nacional. Suicida no para el partido (que también, a largo plazo), sino para España como tal. A la larga cada cual tirará por su lado, y más tarde o más temprano aparecerá algún movimiento más serio que la actual payasada catalana separatista que dará al traste con la unidad nacional, por una vía o por otra.

Y todo por un partido que lo único que quiere es ganar elecciones como sea. Ay, PP, quién te ha visto y quién te ve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario