sábado, 7 de abril de 2018

Narcopoder

El narcopoder parece que está llegado a la Bahía de Algeciras (uno, dos, tres y cuatro). Una cosa es que haya narcotraficantes y otra que esos narcotraficantes campen a sus anchas, incluso protegidos por los lugareños por el bien económico que su actividad produce en la zona. Leí en el enlace anotado de Liberalismo Abiero que vendrán días difíciles. En los comentarios alguien dijo que España se está mexicanizando rápidamente. Pues no les arriendo las ganancias.

Como he dicho varias veces por aquí hace unos veinte años, cuando yo llegué a Estados Unidos, los narcos tenían mucha influencia en México, pero no tenían el poder. Gracias al apoyo popular (construían clínicas, escuelas, parques, etc. con el dinero procedente del narcotráfico) hoy ya no tienen mucha influencia, sino que simplemente tienen el poder, controlando políticos, jueces y policías. Y simplemente allí no se puede vivir, por el nivel de violencia que existe, el cual también padece directamente, en forma de muertes, secuestros y extorsiones, la población que los apoyó.

No creo que en España (o en alguna zona en concreto) la cosa llegue a tanto, por las diferentes carácterísticas, ya que les será imposible controlar a políticos, jueces y policías. Pero sí digo que esa gente de esos pueblos están poniendo sus vidas en manos de, literalmente, criminales. Y eso va a tener consecuencias brutales. A más poder de esos criminales, más criminalidad; a mucho más poder, mucha más criminalidad; es algo de Perogrullo. Que se vayan preparando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario