viernes, 20 de abril de 2018

Fe en Dios en libertad

Uno de los textos menos afortunados de este blog fue el que escribí, titulado Ateísmo en España, presente y futuro. Me refiero concretamente a este párrafo:

Personalmente pienso que una sociedad que no basa sus valores en la fe en Dios está abocada al desastre, porque si no hay Dios, entonces todo (absolutamente todo, con lo que ello implica) es relativo.

Lo que quise decir es que una sociedad que no basa sus valores en una fe en Dios (idealmente el cristianismo liberal) aceptaba con total libertad, y practicada siceremente, no como un mero ritualismo religioso, está abocada al desastre, porque si no hay Dios, reitero, entonces todo (absolutamente todo, con lo que ello implica) es relativo. Lo anterior evidentemente elimina todas las religiones que imponen, en mayor o menor grado, su aceptación.

Y, claro, en lo personal me refiero a lo que escribí en mi texto Por qué soy creyente, monoteísta, bíblico, cristiano y evangélico. Pero evidentemente eso es mucho concretar.

2 comentarios:

  1. Los principios y valores éticos deben tener un asiento autónomo en la conducta humana, porque, si dependen de una religión, al flaquear la fe, pueden verse arrastrados en la caída.

    Y cualquiera que estudie un poco la historia de su credo religioso se debería plantear serias preguntas, si es mínimamente inteligente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estamos viendo que, por ejemplo, en España, esos principios y valores éticos no tienen asiento de ningún tipo, ni en la religión ni en ninguna otra cosa. Y así está el asunto.

      Y sí, hay muchas preguntas que plantearse sobre cualquier credo religioso si uno es mínimamente inteligente. Pero también hay muchas preguntas que plantearse sobre el agnosticismo y el ateísmo. Si uno es mínimamente inteligente, claro.

      Eliminar