jueves, 16 de agosto de 2018

Produce vergüenza ajena: cierto catolicismo español llorando cobardemente lo que no supieron defender con valentía

Uno
y
dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario