viernes, 27 de febrero de 2009

¿Conseguirán romper los no nacionalistas la maldición del 40%?

Pasado mañana llegan las elecciones autonómicas vascas, y la pregunta que me hago es si la suma de los votos a los partidos no nacionalistas, o sea, al PP y al PSOE, sumarán esta vez más del 40%.

Los números son fríos y difícilmente manipulables. Si analizamos los resultados de las elecciones autonómicas vascas desde 1994, que fueron las primeras en que desapareció del panorama político Euzkadiko Ezkerra, tenemos lo que sigue.

En 1990 la suma de PSE, PP, Unidad Alavesa, Centro Democrático y Social, y Democracia Socialista arrojó un total del 30.5%. En 1994 los votos sumados de PSE, PP y Unidad Alavesa arrojan un 33.67%. En 1998 la misma suma (PSE, PP y Unidad Alavesa) da un 38.99%. En el 2001 el monto de los votos de PP y PSE fue un total del 40.69%. En el 2005 la totalidad de los votos a PSE, PP y Unidad Alavesa fue de un 40.33%.

Eso nos da que desde las elecciones de 1998 la suma de los partidos no nacionalistas está en torno al 40%, décimas arriba o abajo. Es decir, la friolera de más de una década. Lo anterior ha llevado a muchos analistas políticos a decir que la sociedad vasca es básicamente una sociedad dividida permanentemente en dos bloques que fluctúan mínimamente, el nacionalista, con un apoyo de alrededor del 60% de los votantes, y el no nacionalista, con el apoyo del 40% restante.

Lo dicho, me pregunto si la suma de los partidos no nacionalistas llegarán a conseguir elevar su apoyo popular claramente por arriba de ese 40%. No parece fácil, aunque en las actuales circunstancias tampoco es imposible.

1 comentario:

  1. ¿Y conduce eso a alguna reflexión ulterior digna de mención? Lo digo por la persistente mayoría nacionalista. ¿Están todos equivocados? ¿Son unos descarriados? ¿Es que no se han dado cuenta de que España, mola? ¿Si no superan el 40% queda su legitimidad en entredicho? Punzantes cuestiones todas ellas.

    ResponderEliminar