domingo, 14 de mayo de 2017

69 años

Tal día como hoy de 1948 Israel declaró su independencia. Desde entonces los países árabes han intentado destruir dicha nación con tres guerras totales, la de la Independencia, la de los Seis Días y la de Yom Kipur. Pero no pudieron. Ni podrán.

1 comentario:

  1. De entre las guerras "fundacionales" del Estado de Israel siempre veo que se olvida la de la Crisis del Canal de Suez (https://en.wikipedia.org/wiki/Suez_Crisis)

    No sería tan dramática en victimas como las citadas pero tuvo especial trascendencia dado que motivó que USA comenzara a implicarse en el conflicto arabe-israelí ante la amenaza nuclear de la URSS tras la agresión militar coordinada británico-franco-israelí a Egipto.

    Tras perder Irán en 1979, en parte por la crisis de legitimidad que arrastraba la monarquía persa tras el golpe de Estado perpetrado por el Brutish Empire y los USA en 1953, éstos últimos comenzaron a apoyar a Israel, que ya habían logrado hacerse con la bomba atómica por gentileza de Francia; mientras los británicos continuaron apostando por las redes de islamistas coordinadas por la cofradía de los Hermanos Musulmanes (http://www.larouchepub.com/eiw/public/1980/eirv07n01-19800108/eirv07n01-19800108.pdf).

    En definitiva, las potencias coloniales tradicionales (Francia y UK) permanecieron en la zona influyendo a través de actores interpuestos como puede verse en el actual conflicto sirio. Por su parte, Israel ha sabido mantenerse "relativamente" al margen de las recientes (y todavía abiertas) grandes guerras que han desangrado Oriente Medio interviniendo puntualmente sólo contra grupos militarmente inferiores mientras sus grandes enemigos como Egipto, Iraq o Siria eran debilitados o directamente destruidos. También Israel ha sabido tejer alianzas secretas con los saudíes para hacer frente a la teocracia iraní paralelamente se debilitaban los acuerdos con la islamista Turquía.

    En definitiva, Israel es el único beneficiario neto de la crisis de Oriente Medio que sufre de manera continuada desde la primera guerra del golfo que enfrentó a Irán contra Iraq. Lógicamente, no todo es mérito de los líderes israelíes pero es de rigor reconocer que en tan difícil contexto hayan salido victorioso. Como todo Estado, es una máquina criminal, pero en una región del mundo tan hostil, la partidocracia israelí parece incluso una democracia.

    ResponderEliminar