viernes, 16 de abril de 2021

Contra la pena de muerte


En este tema de la pena de muerte he cambiado de opinión varias veces en mi vida. En mi primera juventud estuve a favor de la pena de muerte, aunque siempre tuve muchas dudas sobre la misma. Un libro sobre el tema, El año que murió Franco, de Pedro J. Ramírez, me hizo cambiar de opinión a los 21 años de edad y pasé a posicionarme en contra de la pena de muerte, como escribí en el 2005. Y en 2011 escribí sobre el tema en este blog, exponiendo mis dudas sobre ser contrario a la pena de muerte.

Desde entonces he seguido dándole vueltas al tema. Y he llegado a la conclusión de que la pena de muerte tiene más argumentos en contra que a favor. Sobre todo la irreversibilidad de la pena. Evidentemente se pueden poner todas las garantías posibles (como se hace en los estados de Estados Unidos que la aplican). Pero siempre habrá casos en los que haya un rendija de duda y se pueda condenar a un inocente.

A lo que cabe añadir que la escena de un ser humano indefenso (por más asesino que sea) siendo matado fríamente por otro ser humano me produce un verdadero rechazo.

Por eso estoy completamente a favor de que, para los crímenes horribles, en lugar de la pena de muerte se aplique la cadena perpetua sin posibilidad alguna de revisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Después de siete días del artículo todos los comentarios son moderados.