martes, 11 de diciembre de 2018

Un sicario contratado por la Policía y pagado por el Gobierno secuestra a una familia para beneficio del partido del Gobierno

Hasta aquí ha llegado España. El Partido Popular dejó de ser un partido político para convertirse en una organización mafiosa en toda regla.

Los hechos desvelados por Okdiario son de una gravedad enorme. Las consecuencias de ello deberían ser, por lo tanto, de la misma gravedad, a nivel no solamente de dimisiones (que también) sino de detenciones y de procesamientos. Porque estamos hablando nada más y nada menos que de un secuestro con peligro para la vida de los secuestrados. Y todo ello organizado desde el Gobierno y pagado con dinero de los contribuyentes. Repito, hasta aquí ha llegado España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario