martes, 12 de marzo de 2013

Divorciado

Me habían dicho que un divorcio era terrible, pero no imaginaba yo que lo sería tanto.

Seguíamos juntos solamente por nuestros maravillosos hijos, un niño y una niña, que ya no son niños, sino adolescentes.

Finalmente, como indicaba toda lógica, no pudo ser y la realidad, dura y con cara de perro, se impuso, y después de una crisis matrimonial espantosa llegó el divorcio en diciembre, por mutuo acuerdo, donde mis hijos se fueron con su madre. Y, sin solución de continuidad, empezaron (continuaron) los problemas, que desembocaron en otro proceso, también muy duro, de cambio de custodia, igualmente por mutuo acuerdo. Hoy mi hijo y mi hija están bajo mi responsabilidad (Primary Joint Managing Conservator, que dicen por estas tierras).

¿Y el blog? Cuando ni el tiempo ni la mente dan para más, la realidad se impone. Y el blog, como tantas otras cosas (también mis queridos agregador liberal y enlaces liberales), ha caído víctima de los problemas personales.

Intentaré recuperarlo, pero no será fácil, al menos por ahora. Mis hijos me requieren mucho tiempo, así como mi trabajo y las tareas domésticas. Hay muchas cosas que poner al día, y tiempo límite para hacerlo, finales de mayo, junio como máximo, por razones que no vienen al caso. Hasta entonces no creo que pueda escribir mucho, aunque intentaré hacerlo algo.

¿Y después? No lo sé. Estoy aprendiendo a vivir un día a la vez.

6 comentarios:

  1. Ánimo.
    Soy lector asiduo de tu blog.
    Seguro que volverás cuando te organizes, pero como bien dices, ahora lo más importante son tus hijos.

    Fuerza y salud.

    ResponderEliminar
  2. Espero que hayas conseguido aprender a cocinar, a planchar, y separar la ropa blanca con la de color. Je! Aunque eso no da miedo, miedo da tener hijos adolescentes. Por otra parte, animo. Internet puede venirte muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Buena suerte y a mirar al futuro. Alguna delgada y guapa vendrá pronto.

    ResponderEliminar
  4. No se preocupe por el blog, ni por el agregador ni otras gaitas. Lo importante es lo importante y si después sobra tiempo ya se verá.

    ResponderEliminar
  5. Kikong, atroma, octopusmagnificens y Saturnino José:

    Muchísimas gracias por vuestras palabras de apoyo.

    Un muy cordial saludo.

    ResponderEliminar