jueves, 24 de octubre de 2019

Estúpida ceremonia de entronización de Naruhito como emperador de Japón



Todo el estúpido culto a la personalidad que se puede ver sobre estas líneas debió haberse evitado si Estados Unidos hubiera cumplido su deber de procesar y condenar a muerte como criminal de guerra a Hirohito, abuelo de este sujeto, acabando con esa dinastía y convirtiendo Japón en una república.

2 comentarios:

  1. Pues ahí no estoy de acuerdo. El eliminar la figura del emperador en un país como Japón, desde mi punto de vista, sólo hubiera traído caos. Hasta apenas hacía pocos años, la restauración Meiji, Japón era un país feudal, donde cada noble mangoneaba su territorio.

    Añade a esto la influencia comunista de la época. Eliminar el emperador hubiera dividido la sociedad en múltiples tendencias, posiblemente provocando una guerra civil, donde USA se hubiera tenido que involucrar, como después en Corea.

    Además, las repúblicas no siempre traen estabilidad, ahí la experiencia española mismo. Todos los países no son USA.

    Posiblemente Hirohito hubiera debido ser destituido, incluso procesado por crímenes de guerra. Pero el mantenimiento de la figura del emperador, aunque hubiera sido en su hijo Masahito (que pocos crímenes se le podían achacar con 10 años), hubiera sido lo más razonable.

    No hay que despreciar la tradición. Y Japón es, por ahora, el país más democrático de Asia, quizás con Corea del Sur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón, pero todo ese culto a la personalidad, como si alguien fuera superior por su nacimiento, me produce vómitos.

      Eliminar