martes, 5 de septiembre de 2017

Documental 'Tauromaquia': "la versión del toro: desconcierto, espanto y muerte"

"La perspectiva es la del toro. La cámara se fija en el animal. Y es explícita: hay primeros planos de borbotones, espasmos, metal afilado rompiendo la piel, atravesando las costillas, puntillas siendo clavadas y reclavadas, heridas en las que se hurga. Estertores. Vómitos de sangre, babas asfixiadas, heces y orines del miedo. Y sin embargo, lo que más impresiona son las bovinas miradas de desamparo."

Si me ha resultado difícil leer algunas partes del artículo no quiero ni imaginar lo que debe ser el documental (que, por supuesto, no veré).

Aunque lo que más me han impresionado son las "defensas" de dos defensores de la "fiesta".

Una. "El aficionado es el último que quiere ver sufrir al toro."

Dos. "La fiesta no se basa en el maltrato ni en la tortura, ni el aficionado goza con el sufrimiento de los animales."

Vamos, que el aficionado no goza con el brutal sufrimiento del toro, simplemente dicho sufrimiento es ignorado. ¡Hipócritas! Mejor lo dejo aquí. Hay veces que se me acaban las palabras, pero esta no es el caso. Pero creo que es mejor que no las escriba.

6 comentarios:

  1. Hay un vídeo de Frank Cuesta que explica todo esto de palabra, así que no tienes sangre peor explica claramente lo "desequilibrada" que es la pelea entre torero y toro, y la tortura que una corrida supone para el animal.

    https://www.youtube.com/watch?v=6ykaBauV6OA

    Opino que si no hubiera corridas seguramente no existiría el toro bravo, por antieconómico, y, de hecho, no me gustan las corridas, aunque admiro mucho el toro de lidia, y el valor de los toreros, pero no me gustan para nada ni corridas, ni encierros ni similares.

    Aún así, estoy totalmente en contra de que se prohíba, tanto como de que se subvencione. Si desaparece debería ser porque el público deja de demandarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, las subvenciones son ya una barbaridad elevada al cubo.

      Sobre la prohibición, creo que deberían ser prohibidos dentro de la misma prohibición al maltrato de animales. Ojo, lo mismo que las carreras de toros en Cataluña, por ejemplo.

      Eliminar
  2. Menudo liberal de mis cojones tú eres, Palacios. Háztelo mirar, te digo desde el cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo que tiene que ver el liberalismo con querer prohibir que se torture y mate a un animal con una capacidad de sufrir semejante a la humana. Y gracias por el cariño.

      Eliminar
  3. y como sera el aborto en los ojos del feto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en contra del aborto, como he dejado claro multitud de veces aquí.

      Eliminar