domingo, 17 de septiembre de 2017

"El mundo en vilo a la espera de las represalias de Trump"


Corea del Norte lo ha vuelto a hacer. De nuevo ha lanzado un misil que ha violado el espacio aéreo de Japón. No son palabras del bocazas de Pyongyang, son hechos militares. No son amenazas, son actos de guerra. Pero, claro, la prensa mundial en general y la española muy en particular colocan a Kim Jong-un y a Trump al mismo nivel. Cuando no al estadounidense como más peligroso que el norcoreano. No recuerdo donde he leído que Trump ha elevado peligrosamente su tono belicista contra Corea del Norte. ¿Lo del segundo misil norcoreano sobrevolando Japón? Minucias.

2 comentarios:

  1. Creo que ya lo comenté alguna otra vez. El hecho de que tras el 11S, con más de 3500 muertos, ataque en el corazón de USA, y la clarísima vinculación Saudí, no se hubiera directamente lanzado una bomba nuclear sobre la Meca y otra sobre Medina me dice que fue un inside job.

    Tras Pearl Harbour, con la mitad de muertos, ataque a miles de km del continente y con menos daño se lanzaron dos bombas nucleares y se reaccionó todos a una. Aquí se fueron a por unos cabreros que cultivaban opio en unas montañas, mientras los aliados pakistaníes escondían al teórico responsable.

    Supongo que, tras la caída del muro y el pro aislacionismo con que ganó Bush, algunos pensaron que no podían permitir que no se siguiera despilfarrando en guerras, y había que hacer algo.

    Foreign Affairs: Bush promised a humble foreign policy with no nation building. He had criticized the Clinton-Gore Administration for being too interventionist: "If we don't stop extending our troops all around the world in nation-building missions, then we're going to have a serious problem coming down the road. And I'm going to prevent that."[1]

    https://en.wikipedia.org/wiki/George_W._Bush_presidential_campaign,_2000

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me inclino a pensar que Bush Jr. prefirió mirar para otro lado (Afganistán e Iraq) porque no quiso asumir los costes económicos y políticos de enfrentarse a Arabia Saudí.

      Eliminar