jueves, 14 de septiembre de 2017

La familiar mayoritaria tradicional adinerada CiU entregando Cataluña a la tribal minoritaria radical zarrapastrosa CUP

Vivir para ver. Mejor, lo veo y no lo creo. Aún mejor, quién te ha visto y quién te ve. Y por ahí p'alante. La familiar CiU sometida voluntariamente ante la tribu de la CUP. Los señoritos del pueblo entregados por voluntad propia a los macarras del barrio. Las elites burguesas decidiendo que manden las bandas desarrapadas.

Ya se veía venir, desde que CiU se vendió por un puñado de separatismo a la CUP. Y hace un par de días Supermán Batman Puigdemont (estuvo genial Rivera, de verdad) arengando a las turbas cuperas contra la mitad de los catalanes. Hasta esto han llegado... por ahora. Son las consecuencias de votar a un desequilibrado sin sentido que designó a un ególatra sin medida.

Supongo que a estas horas muchos de los votantes convergentes se estarán haciendo cruces (es posible que literalmente) de hasta donde han llegado las cosas... repito, por ahora. Y no hablo del referéndum ilegal en sí. Hablo de como un hasta cierto punto respetable gobierno en el pasado (repito, hasta cierto punto, ¿eh?) ha degenerado en una especie de gruspúsculo dirigente irresponsable y temerario (en acertadísimas palabras de Iceta) que, ya descaradamente, está poniendo en riesgo la convivencia entre los mismos catalanes.

Estoy seguro de que todo esto tendrá unas consecuencias electorales durísimas para la reconvertida CiU. Las encuestas dicen que se va a pegar un tortazo de aúpa. Y espero que, visto lo visto, al final los no nacionalistas puedan avanzar en función de que sus votantes se movilicen por completo mientras que muchos antiguos apoyos convergentes opten por quedarse en casa.

Lo que pasa es que hasta esas elecciones da la impresión de que queda una eternidad. Y mientras tanto Cataluña está en manos de bandas violentas por la locura de un gurú separatista, para desgracia no ya de los españoles en general (que también), sino sobre todo de los catalanes no nacionalistas muy en particular. Esperemos que la cosa no pase a mayores.

4 comentarios:

  1. ¡¡Pero es que la tribu de la CUP son los hijos pijos de la familia mayoritaria tradicional adinerada de CiU!!!

    http://xcarrio.blogspot.be/2017/08/arran-pijos-con-chalet-contra-el-turismo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Convertidos en los violentos macarras del barrio contra los no nacionalistas.

      Eliminar
  2. Lo cierto es que CiU hace tiempo que desapareció. La democristiana UDC se desligó de la tentativa secesionista divorciándose de la liberal CDC en 2015 (http://www.rtve.es/noticias/20150618/cdc-udc-iran-separados-elecciones-catalanas-proyecto-politico-ciu-se-acabado/1164020.shtml)

    El remanente de la antigua CiU que se mantuvo en el poder se reduce a los incondicionales de Mas y, sobre todo, aquéllos que no tenían suficientemente asegurada la jubilación como para poder permitirse dejar el cargo público. También es sabido que desde que se entregaron a la causa mesiánica de la conquista del "Estado propio", la relación de poder en la Generalidad basculó a favor de ERC, quien, no lo olvidemos, comenzó este proceso (modificación del estatuto catalán) cuando estuvo en el gobierno en coalición con el PSC.

    En concreto, con respecto a Puigdemont, como hubo que negociar con ERC (y CUP) la sucesión de Mas y la consiguiente elección del nuevo "Moisés" que lideraría (entiéndase, cargaría con las culpas) el camino hacia la independencia, se escogió a este personaje, en cuyo currículo figura una más que posible filiación a la organización terrorista Terra Lliure, cuya mayoría de integrantes acabaron formando parte de las filas de ERC, partido político que más poder acapara actualmente en la dirección del proyecto secesionista.

    https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/no-lo-veo-claro/el-ano-sabatico-de-puigdemont-1_61064_102.html

    http://www.libertaddigital.com/opinion/jose-garcia-dominguez/donde-estaba-puigdemont-en-1992-82834/

    Desde luego, puede ser que cuando toda esta tropa se estrelle contra la realidad (entiéndase Estado español), tanto la CUP y
    ERC quedarán bastante tocadas e incluso puede que desarticuladas. No me cabe duda de que entonces algunos intentarán reorganizar una alternativa "catalanista" liberal y/o democristiana (quizá de la mano de C's y PP) para así restablecer el poder de la oligarquía catalana gracias a una suerte de nueva CiU. Puede pasar eso o puede que tanto los militantes de ERC y CUP pasen a engrosar las filas de un "frente popular" liderado por Colau y el profesor interino honorífico y, de llegar al poder, se consume la degeneración de la partidocracia española.

    O también podría aprovecharse este cambio inevitable, esto es, la crisis generacional que estamos viviendo (http://www.vozpopuli.com/macro_matters/Crisis-generacional-espanola_7_687001295.html) para minar y liquidar al propio régimen del 78 e instaurar en España una democracia digna de tal nombre. De todas las alternativas, quizá esta es la más incierta pero, a la vez, la única que supone una mejora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que al final todo acabará en un nuevo-viejo tripartito que negociará un "nuevo marco" (o sea, un nuevo Estatuto más cerca de la independencia) con el Gobierno del Estado (a ser posible un multipartito izquierdista-nacionalista presidido por Pedro Sánchez).

      Eliminar