domingo, 23 de diciembre de 2007

Caza de Brujas

Según denuncia una organización que agrupa a las Iglesias Evangélicas Españolas, en estos últimos meses ha comenzado una campaña de “caza de brujas” sobre las iglesias evangélicas, principalmente en Cataluña, donde se han cerrado lugares de culto en Salt (Gerona), Lérida, y Badalona. También ha habido cierres en Logroño, Madrid, y ¿cómo no?, en Oleiros (Seoane no podía ser menos).
Jaume Torrado, pastor evangélico, denuncia esta campaña de represión y de violación de los derechos de asociación y de libertad de culto.

El más penoso de estos casos, y el más preocupante es e siguiente que copio directamente de su fuente (Acpress.net):

“Hace tres años la Federación de la Iglesia Evangélica Pentecostal comenzó un proceso de negociaciones con el Ayuntamiento de Lleida porque una de las comunidades, con mayoría de asistencia de rumanos, había crecido en un número importante y requería la necesidad de un local más adecuado.
La Federación se puso en contacto con la Regiduría de derechos Cívicos comenzando así una larga y complicada andadura debida a la aplicación de una normativa restrictiva de apertura de locales de culto que el Ayuntamiento había aprobado. No había ningún local en la ciudad que pudiera cumplir con la normativa dictada por lo que se solicitó, después de más de un año de búsqueda, un terreno de equipamiento de servicios del Ayuntamiento, a lo que los responsables de la administración local respondieron que no se podía destinar un terreno municipal para ese objetivo de uso religioso.
Finalmente se encontró una nave en un polígono industrial pero el Ayuntamiento denegó la solicitud porque que la calificación urbanística no permitía el uso religioso. A raíz de esto se solicitó una recalificación urbanística que también fue denegada cuando desde el Ayuntamiento se les dijo: “Es imposible realizar una recalificación urbanística para este fin”.
A partir de ahí la Federación comenzó una negociación de casi dos años que derivó en una posible solución: alquilar el local del polígono industrial y legalizarlo como un Centro Cultural pero no como una iglesia. “Cansados del proceso y con la necesidad de congregar cerca de 500 personas accedimos a la mala solución. Hemos tardado casi un año en obtener los permisos después de uno de los procesos documentales más largos y extraños que he vivido, pero al fin este mes de Octubre conseguimos el último documento necesario para legalizar la ‘actividad cultural’ que no religiosa” –dice Torrado.
Si ésta mala solución fue el fruto de dos años de intensa negociación, la semana pasada el Ayuntamiento de Lleida concedía a la comunidad islámica un terreno de propiedad municipal de 1.800 m de 50 años a tan solo 8.000 euros al año. Además el Ayuntamiento recalificará los terrenos para que el edificio pueda ser destinado a la actividad religiosa. Y por último, el polígono industrial al que se realizará la recalificación es justamente el mismo que fue denegado a la iglesia evangélica un par de años atrás”


7 comentarios:

  1. Hay inmigrantes de primera "musulmanes" y de segunda "el resto". No me extraña que el encargado de inmigración de la Generalidad se queje de la poca relación que su gobierno regional tiene con las asociaciones de inmigrantes latinos y de Europa del Este. Seguro que si sacaran un manifiesto recomendando el apoyo al PSOE, como hacen los islámicos, las cosas les irían mejor a los protestantes españoles.

    ResponderEliminar
  2. Los musulmanes son en estos momentos una buena arma para destruir el Cristianismo, la clase política dominante lo sabe y lo utiliza, lenta pero inexorablemente. Cuando llegue el momento también atacarán al Islam. Ahora no toca.

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad y que en el año 2008 se hagan realidad todos tus deseos

    ResponderEliminar
  4. ¿Recalificaciones?
    Pero vamos a ver criaturita ,¿le habeis dado un sobre a alguien o que?
    ¿Creeis que en los hayuntamientos se recalifican las cosas rellenando papeles?

    ResponderEliminar
  5. Pues ciertamente... y como leridano que soy, puedo dar fe de que todo lo que has puesto en tu artículo es rigurosamente cierto: el Polígono que no era válido para locales religiosos cristianos, lo es para mezquitas.

    Suerte que no soy empresario y tengo locales vecinos a la futura aglomeración de moros, porque ya no valdría nada.

    Saludos liberales.

    ResponderEliminar
  6. Lamento este nuevo caso de persecución religiosa. Esto no nos favorece como sociedad que estado y comunidades religiosas no funcionen con independencia es un ejemplo más de falta de democracia. Más división, más sectarismo, más falta de respeto. Más educación para la ciudadanía: El estado imponiendo moralidad. ¡Qué miserables!

    ResponderEliminar
  7. El tema me parece muy serio y muy preocupante. Estamos yendo para atrás en España en lo que respecta a las libertades en general y en la libertad religiosa en particular. Cuando tenga tiempo quiero escribir un texto sobre el tema, ya en el año entrante. Un fuerte abrazo, Alejandro, y que pases una muy feliz Navidad.

    ResponderEliminar