viernes, 30 de junio de 2017

"¿Fue un secuestro o una fiesta loca de cinco días que se les fue de las manos?"

Me partía de risa mientras lo leía, de verdad. Y es que la estupidez de un tipo de 51 años por una niña de 19 no tiene límites, de verdad también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario