jueves, 22 de junio de 2017

Sánchez deja el centro para Rajoy y Rivera

El reciente Congreso del PSOE ha confirmado que Pedro Sánchez ha decidido dar un giro hacia la izquierda y hacia el nacionalismo al partido socialista. Una meta, a medio plazo, es la de que Podemos no le rebase y poder seguir siendo el referente de La Izquierda. Otra meta, a corto plazo, puede ser la de hacer guiños a los nacionalistas (y separatistas) para poder sumar junto a los podemistas en una moción de censura que le haga Presidente de Gobierno (no olvidemos que ese es su objetivo desde siempre, sea como sea).

Pues sí, puede que efectivamente Sánchez consiga con toda esta maniobra rebañar los votos suficientes a Podemos para hacerse claramente el amo del rancho de La Izquierda. Pero falta saber la opinión de los votantes en unas elecciones (que dicho sea de paso Rajoy puede adelantar cuando quiera, si ve el peligro de una moción de censura de Sánchez). Porque con toda esta estrategia del mencionado giro a la izquierda y al nacionalismo lo que puede ocurrir es que esté dejando completamente libre el centro (la inmensa mayoría de los que votan se sienten españoles y moderados) para que el PP y Ciudadanos lo ocupen con una cómoda mayoría absoluta. Solamente esperemos que con los de Rajoy a la baja y los de Rivera al alza.

2 comentarios:

  1. Creo que se ha cometido una pequeña errata en el título de la entrada. Corrigiéndola, queda mucho más claro el sentido del texto. Supongo que pretendía decir que "Sánchez deja el CETRO para Rajoy y Rivera" en alusión metafórica a ese instrumento que encarga la supremacía y dignidad de los príncipes.

    Pretendo con esto recalcar que el llamado "centro político" no existe en el mismo sentido que una persona puede declararse de "izquierdas" o de "derechas", esto es, uno no puede decirse "de centro" y pretender que alguien mínimamente cuerdo no lo tome por iluso o incluso un estúpido.

    Por otra parte, en una partidocracia como la española (o la alemana o italiana) se podría afirmar incluso que tampoco tiene sentido diferenciar a los partidos estatales que la integran según se digan de "izquierda" o "derecha". Al fin y al cabo, todos son conservadores de lo que hay, el Estado "social-democrático" resultado de la cosmética "reforma" del régimen franquista.

    Lo trágico es que, hasta ahora, la población española, ingenua y complacientemente, ha acudido a las urnas para dirimir el peso específico de cada partido en el reparto del poder en el seno de este sistema oligárquico.

    Una vez más, concluyo afirmando que para comenzar su demolición, acabar con esta legitimación "electoral" promoviendo la abstención activamente es el primer e ineludible paso para erigir una República Constitucional.

    Nuevamente, le recomiendo un audio y dígame si no está en lo cierto:

    https://www.ivoox.com/fr-el-factor-republicano-xl-el-problema-audios-mp3_rf_19373904_1.html?autoplay=true&utm_expid=113438436-41.XwSbWAIXSCCDvn5myOP5Yw.0&utm_referrer=https%3A%2F%2Fwww.ivoox.com%2Fft-los-albaceas-franco-audios-mp3_rf_19364213_1.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, muy bueno lo del "cetro".

      Pero sobre el centro, hombre, mucha gente, sean de derechas o de izquierdas, huyen de los extremismos y buscan la moderación, llámese eso como se llame. Es lo que ha pasado, sin ir más lejos, hace pocos días en Francia. Y escorándose a la izquierda Sánchez deja ese espacio de moderación a Rajoy y Rivera.

      Gracias por el enlace. A ver si encuentro un rato para escucharlo.

      Eliminar