domingo, 13 de agosto de 2017

Cuando lleguen las consecuencias no lloren

Vecinos de la Barceloneta 'invaden' la playa contra los efectos del turismo descontrolado. Si yo estoy de vacaciones en un lugar, en el cual me estoy gastando una cantidad importante de dinero, y me demuestran que no me quieren allí, haciéndome sentir incómodo, simplemente no voy a volver, sino que voy a buscar otro sitio donde me reciban bien. Así pienso yo. Y creo que como yo muchísimos turistas, probablementel la inmensa mayoría.

La bola de nieve contra el turismo crece en España. Cuando lleguen las consecuencias (a partir del año próximo) que no lloren.

6 comentarios:

  1. Realmente, ¿de verdad cree que actos como éste desincentiva el turismo más que huelgas como la que ha colapsado el aeropuerto del Prat estos últimos días?

    Demasiadas regiones españolas dependen en exceso del turismo. Para los empresarios era un negocio sencillo, bastante seguro y para el que disponen de abundante mano de obra (barata). Tampoco las administraciones, a todos los niveles, han sabido incentivar la reindustrialización.

    Que los vecinos de Barcelona, como en tantas otras ciudades, que tienen que convivir a diario con una gran afluencia de turistas; se manifiesten es como poco tolerable e incluso razonable.

    En Venecia, sus residentes llevan tiempo manifestándose contra el "turismo de masas" y no por eso dejan de llegar.

    Por qué Venecia odia ser la capital del turismo mundial
    https://news.vice.com/es/article/venecia-odia-capital-turismo-mundial

    https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/venecia-ha-perdido-mas-poblacion-por-culpa-del-turismo-que-a-causa-de-la-peste

    Venecia, Ámsterdam y Brujas buscan límites al sector turístico para evitar el colapso
    https://elpais.com/elpais/2017/07/20/masterdeperiodismo/1500564012_230118.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie tiene derecho a intervenir en las relaciones comerciales entre particulares. Sobre las consecuencias, se empezarán a ver desde el próximo año. Al tiempo.

      Eliminar
  2. Un buen deseo el suyo pero nada más lejos de la realidad.

    Si realmente nadie tuviera el derecho de interferir en una transacción comercial entre particulares, nadie debiera molestar a los que quieren intercambiar unos gramos de cocaína por unos cuantos dólares. No obstante, en USA esos particulares se arriesgan a ser detenidos, ver sus bienes confiscados y pasar una buena temporada en el sobresaturado sistema penitenciario americano, en buena medida repleto por declarar ilegales este tipo de transacciones entre particulares que a principios del siglo XX transcurrían felizmente en su lugar natural, las farmacias.

    En lo que respecta al tema al que alude, el turismo, supongo que será plenamente consciente que las administraciones públicas en España (a nivel nacional, regional, provincial y municipal) se arrogan múltiples atribuciones en la materia. Gestionan establecimientos turísticos, proyectan planes de expansión y explotación turísticos, imponen tasas a los negocios autorizados reservándose el derecho de conceder licencias a otros nuevos, subsidian de forma directa a los empresarios con ayudas destinadas a mejorar sus negocios y de forma indirecta mediante campañas publicidad institucional y subvencionando planes vacacionales para pensionistas. Asimismo, están facultados para introducir cambios normativos que afectan a la regulación del sector, amén de promocionar otras actividades culturales, deportivas o meramente lúdicas que contribuyen a la afluencia o al entretenimiento de los turistas, sean éstos nacionales o extranjeros.

    No es un tema sencillo que pueda zanjarse con su axioma que, como he dicho, puede ser un anhelo positivo pero completamente alejado del debate realmente práctico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es lo que debería ser y otra lo que es, metiendo el Estado sus narices donde no tendría que meterlas, por desgracia.

      Eliminar
  3. Si en USA, donde sí existe democracia representativa (a pesar de la perversión que ha supuesto para el gobierno federal haber mutado en cabeza de una "República Imperial") es difícil limitar la acción del Estado en asuntos de índole civil, imagine lo imposible que resulta en una partidocracia como la española.

    ResponderEliminar