domingo, 13 de mayo de 2018

A buenas horas, mangas verdes

Como dije hace pocos días los sucesivos gobiernos en España llevan la friolera de 35 años animando al libertinaje de la juventud, generación tras generación. Y parece que se han dado cuenta (al menos en algunos aspectos) de que la cosa se les está yendo de las manos. Como, por ejemplo, con el llamado botellón. Ahora quieren atajarlo legalmente. Algo es algo.

Aunque personalmente no creo que sirva de mucho. Porque el botellón es solamente uno de los síntomas de la enfermedad que padece la sociedad española en general y su parte juvenil en particular: la ausencia de valores de cualquier tipo. El daño, mucho me temo, ya esta hecho y, también me temo, creo que es irreparable.

4 comentarios:

  1. Coincido plenamente. NO hay remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que creo. Gracias por venir por aquí Se te echaba de menos.

      Eliminar
  2. ¡Vaya,resulta que al final eres tan pesimista como yo!.
    Por cierto,dejar cualquier problema en manos de la peor y mas infame clase política de la historia;¿no crees que solo traera problemas mayores?.Casi prefiero que nos dejen en paz de una maldita vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La peor y mas infame clase política de la historia", dices.

      No sé si es la peor o no. Desde luego muy buena no es. Pero en democracia los gobernantes son un reflejo de los gobernados, que son los que los eligen. Esto es lo que llevan votando los españoles desde 1982.

      Eliminar