jueves, 31 de mayo de 2018

Pues puestas así las cosas, señor Sánchez, me quedo con Rajoy

La pregunta y la táctica de Pedro Sánchez es totalmente tramposa, tipíca del que, en su vuelo gallináceo, carece de estrategia.

Dice que a través de su moción de censura quiere enfrentar a los diputados con la siguiente pregunta: "¿Puede Rajoy seguir siendo presidente del Gobierno?" Pero el problema es que esa no es la pregunta que se hace a los diputados en una moción de censura costructiva, como la que establece la Constitución. La pregunta correcta sería la siguiente: ¿Quién debe ser Presidente de Gobierno, Rajoy o Sánchez? Es más, la táctica de Sánchez es llegar a La Moncloa y quedarse allí para, con total calma, convocar unas elecciones cuándo y cómo le convenga a él. Porque eso de "moción de censura, gobierno socialista, agenda social, estabilidad y elecciones lo antes posible" es tanto como que él decida cuando termina esa agenda social y cuando se llega a esa estabilidad. ¿Dos meses? ¿Seis? ¿Veinte? Por no decir que todas esas medidas deberían salir adelante con un apoyo parlamentario de grupos terroristas, secesionistas y extremistas.

No, aquí no se trata de si Rajoy debe seguir o no, que eso está muy claro (al menos para mí). Aquí de lo que se trata es de si se sustituye a Rajoy por Sánchez para que lleve a España a un desastre aún mayor del que padece. Y, puestas así las cosas, me quedo, hasta que aparezca la opción de elecciones en septiembre, sin duda con Rajoy (por más que el de la barba me desagrade profundamente).

2 comentarios:

  1. Su programa de gobierno,es llegar al gobierno bajo cualquier circunstancia;si este tipo era peligroso,ahora desconozco si será un tirano,porque no me cabe otra cosa en la cabeza habiendo leido sus sandeces,lo irracional de su discurso y la falta de conocimientos,lo dicho,será un tirano.¿Podrá?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un tiraro? No lo creo. Lo más probable es que sea un pelele en manos de los partidos que le van a apoyar.

      Eliminar