jueves, 27 de mayo de 2010

A vueltas con la "homofobia" y la adopción

Judas (el blogger, no el otro) persiste, en considerar que lo mío es homofobia. Es su derecho.

En su argumentación sí tiene en algo razón, que mi argumento de que en la inmensa mayoría de los países del área donde a pesar de todo se respetan la libertad y la democracia no se reconoce la adopción para parejas homosexuales en realidad no demuestra nada. Está claro que, inteligente como es, aprovechó la portería vacía para marcarme un gol, apelando a mi liberalismo y a mi cristianismo. Llamar a eso argumento que da verguenza, pues me parece bastante exagerado, creo que es suficiente con argumento fallido. Y aprovecho para, ya puestos, marcarme ahora un gol en propia puerta, porque que el argumento de la mayoría no es determinante para nada lo demuestra el hecho de que en muchos de esos países donde se rechaza la adopción para parejas homosexuales se acepta el aborto, y aquí anda uno defendiendo a ultranza el derecho a la vida del ser humano no nacido. Pero, aún reconociendo que el argumento en sí no es para nada determinante, sí me parece interesante que en muchos países donde se respeta la libertad no se reconozca ese supuesto derecho de adopción por parte de las parejas homosexuales.

Comparar la adopción de niños por parejas homosexuales con la igualdad de las mujeres con los hombres o con la abolición de la esclavitud me parece simplemente ridículo. Cada cuestión es independiente de las demás, y si en los dos últimos casos estamos hablando de derechos básicos y elementales, en el caso a colación la cuestión es el derecho del niño a ser criado en el ambiente más parecido al natural. Nada que ver.

Totalmente de acuerdo en que aquí nadie tiene "derecho a adoptar" sino que es el interés del niño el que debe primar. Y es que ese interés es, a todas luces, el de tener un padre y una madre, que es lo que dicta la naturaleza. Decir lo contrario es querer entrar en un laberinto argumental que va contra el mismo sentido común y la naturaleza.

Ahora bien, es justo reconocer que hay situaciones no ideales, como por ejemplo el de las madres solteras. Es de cajón que en dichas circunstancias se aplica siempre "el mal menor", porque si malo es que una madre natural críe en soledad a su hijo, mucho peor es que quien lo críe sean un padre y una madre adoptivos.

Se escribe también un párrafo que no tiene desperdicio: Y eso sin entrar en cómo pasáis de puntillas sobre otra arista del asunto: los hijos de parejas homosexuales que ya han nacido. Hijos de lesbianas, por ejemplo. Que pretendas, en aras de no sé qué moralidad, que la madre que no mantuvo el embarazo es menos madre de la criatura es bastante vergonzoso.

Hombre, yo podría decir que calificar de vergonzoso algo que yo no he afirmado ni sobre lo que me he expresado es deshonesto, pero lo dejaré en simple error y pasaré a aclarar el asunto. No me gusta que una mujer o un hombre homosexual crie y eduque a su hijo natural, pero me gusta menos que por ese solo hecho se le arrebate su hijo y se le entregue a dos desconocidos. En esa circunstancia debe ser el juez quien decida que es menos malo, si que el niño se desarrolle en un ambiente homosexual con uno de sus padres naturales o en un ambiente heterosexual con padre y madre adoptivos, atendiendo a esa y otras circunstancias. Yo personalmente me inclino, a pesar de todo, porque sea el padre o madre homosexual quien lo tenga, si esa es la única circunstancia en consideración.

Sobre todo lo demás, pues volvemos a lo mismo. Cuando hablamos de un niño sin padre ni madre naturales, aquí lo que importa, repito, es el bienestar y desarrollo positivo del niño; y para lograr eso, como mal menor, ya que el bien de padre y madre naturales no es posible, habrá que buscar lo más parecido a lo que es imposible conseguir; es evidente que ese parecido está mucho más cerca en una pareja heterosexual (que sea idónea, claro) que en una homosexual. Algunos (o muchos) dirán que eso es homofobia; yo digo que es simple sentido común. Es todo (o eso creo).

10 comentarios:

  1. Buenas

    Yo siempre me he preguntado como puede ser compatible ser catolico y liberal.

    La Iglesia catolica y su doctrina defiende postulados contrarios al liberalismo.Por poner unos cuantos ejemplos: esta en contra de la legalizacion de las drogas, armas o prostitucion,en contra de avances cientificos como la investigacion con celulas madre, y lo peor pretenden imponer su moral y vision de la familia a las demas personas.

    A mi como liberal, me asquean todas estas religiones "fascistoides" y totalitarias.

    Para concluir y centrandome en el debate.

    ¿Por que tiene el estado que regular la adopcion?

    Deerian ser los padres que den a sus hijos en adopcion quien eligieran la familia que acogerea a sus hijos.

    No te tomes mis palabras a mal pero veo una incoherencia, formar parte de una religion totalitaria y considerase liberal.

    ResponderEliminar
  2. Para anónimo, aunque no soy católico y si me considero liberal, calificar al catolicismo de fascistoide (topicazo habemus) y totalitario se aleja bastante de la realidad.

    Respecto a la adopción, lamentablemente en muchísimos casos no hay padres biológicos a los que pedirles opinión.

    Respecto al catolicismo y liberalismo, con permiso del dueño del blog, y abusando de su confianza, me gustaria que leyera

    http://www.caribbeanomics.com/2010/05/la-extrana-alianza.html

    ResponderEliminar
  3. Que los homosexuales agan lo que quieran, que sean libres y tengan derechos, pero que no puedan adoptar.

    ResponderEliminar
  4. Hay una facilidad ultimamente en ver derechos por doquier. La adopción está pensada para el niño/a que no tiene referentes paternos e intentar de alguna forma integrarlo en una familia donde personas desinteresadas trataran de quererle, apopyarle, educarle: algo decisivo para un buen desarrollo y unas opciones de futuro optimas.

    Ahora, si de verdad nos interesamos en las condiciones del niño/a habrá que tener en cuenta que si no es adoptado seguirá viviendo en un orfanato. En este sentido hasta un "fascistoide" como De Prada defiende que se dejen adoptar niños a parejas homosexuales. (http://www.interrogantes.net/Juan-Manuel-de-Prada-Homosexuales-y-adopcion-ABC-20X004/menu-id-29.html)

    Una consideración que no he visto en estos articulos sobre el tema: independientemente de la orientación sexual creo que es difficil dudar de que una pareja formada por un hombre y una mujer aporta algo más que la que esta formada por dos personas del mismo sexo pero por ese preciso motivo: por ser de diferente sexo no por tener una determinada orientación sexual.
    Por este motivo y buscando lo mejor para el niño/a entiendo que las parejas heterosexuales deberían tener prioridad a la hora de ser elegidas para adoptar con respeto a todas las demás.

    Por otro lado no tengo la menor duda de que está reivindicacion del derecho a adoptar por parte de parejas homosexuales tiene mucho a que ver con querer normalizar estos nuevos tipo de familias, tal y como han conseguido mediante el "matrimonio" gay. Y en este caso también lo absurdo de esa petición es que no se considera ni por un momento las diferencias que existen entre normalizar una relación entre un hombre y una mujer y normalizar la relación entre dos personas del mismo sexo (por eso tanto bombo con la ideología de genero que de facto anula esta distinción entre sexos). Ojo! no estoy diciendo que las relaciones entre homosexuales no se deben normalizar, todo lo contrario, si no que la apropriación del termino matrimonio sin ninguna reflexion de lo que lleva implicito se ha hecho más por motivos de propaganda que por sentido de justicia.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo:

    Se puede estar contra las drogas y no contra su prohibición. Se puede estar contra la prostitución y no contra su prohibición.

    Con respecto a las células madre:

    La Iglesia no está en contra de la investigación con células madre, sino con la investigación con seres humanos.

    Todo liberal está en contra de matar seres humanos para obtener células madre. La postura de la Iglesia a ese respecto no puede ser más liberal.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Ahh, y con respecto a la familia:

    La Iglesia tampoco pide prohibir el tener hijos fuera del matrimonio, ni con dos mujeres o dos hombres. No impone ningún tipo de familia. Otra cosa es que defienda el tipo de familia que cree más oportuna. Pero eso lo hacemos todos.

    ResponderEliminar
  7. Lo primero que me gustaría decir es que, puestos a comentar lo que nos llama la atención, a mí me la llama que tenga que ser yo el que venga a rebatirte en vez de tus compañeros de agregador. Uno se supone que entra en un agregador para discutir ideas, precisamente aquellas que no compartimos con otros con los que se supone sí compartimos base. Pero aún así, parece que me toca a mí contestarte.

    Con suerte, aparecerá Luis I. Gómez a decirqte que no está de acuerdo contigo como la última vez. Con mucha suerte, él sabrá por qué. Con un milagro, tal vez lo explique.

    "Comparar la adopción de niños por parejas homosexuales con la igualdad de las mujeres con los hombres o con la abolición de la esclavitud me parece simplemente ridículo. Cada cuestión es independiente de las demás"

    Que sean independientes las hace eso, independientes, pero no incomparables. Me parece muy bien que te parezca absurda la comparación, pero te falta argumentar por qué más allá de tu opinión. En todos los casos se trata de impedir ciertas conductas en base a un prejuicio sobre sus consecuencias. Si no lo haces, de nuevo caes en lo que te llevo criticando meses: hacer de tu opinión algo más que eso, que deba ser tenida en cuenta como un dato.

    "Hombre, yo podría decir que calificar de vergonzoso algo que yo no he afirmado ni sobre lo que me he expresado es deshonesto, pero lo dejaré en simple error y pasaré a aclarar el asunto."

    No te habías definido explícitamente, pero sí implícitamente con tu postura. Y tu explicación, perdona, me da la razón:

    "Yo personalmente me inclino, a pesar de todo, porque sea el padre o madre homosexual quien lo tenga, si esa es la única circunstancia en consideración."

    Que NO es nada sino afirmar lo que yo te estaba criticando, pues yo hablaba de las parejas homosexuales de esos padres naturales. El marido del padre natural. La esposa de la madre natural. ¿En base a qué vas tú a permitir que una pareja hetero adopte siendo ambos padres adoptivos de la criatura y en una pareja homo uno de ellos sea progenitor biológico y el otro legalmente no tenga ligazón legal con el bebé?

    En base a "tu opinión", claro. No es suficiente, obviamente.

    Y no puedo dejar de hacer notar una cosa sencillamente escandalosa. Tras tres (¿van tres?) entradas hablando de lo mismo, dos dedicadas a mis comentarios, aún no has presentado ni UN SOLO INFORME, estudio, análisis... NADA que diga que un niño criado por una pareja homosexual está en una situación "sub-óptima" o de "mal menor". Tus opiniones, tus prejuicios, tus ideas... tu imaginación, en suma, no vale.

    Eso, por mucho que me dediques entradas tratando de negarlo, es simple y llana homofobia. No hay ira ni reproche en mis palabras, pura definición.

    ResponderEliminar
  8. Homofobia: aversión, miedo, odio, prejuício o discriminación contra hombres y mujeres homosexuales.

    Aquí nadie ha dicho que los homosexuales tengan menos derechos que el resto de la humanidad. De hecho, siguen teniendo los 3 derechos humanos que yo considero principales e inalienables: derecho a la vida, libertad y propiedad privada.

    Y precisamente la adopción homosexual entra en choque contra el derecho de libertad del niño, ya que, al no tener capacidad de elección este lo más lógico es que sea lo más acorde con la naturaleza y por supuesto, los otros derechos posibles. Pero no es faltar a ningún derecho a la supuesta pareja homosexual. Y, por cierto, si te molestas en buscar un poco si encontrarás estudios y afirmaciones de psicólogos acerca de la adopción homosexual.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, estás discriminando desde que dices que una pareja homosexual, por el simple hecho de serlo, no es apta para cuidar un bebé debido a no sé que prejuicios, miedos, aversiones o dicriminaciones que quieres ejercer sobre ellos. El niño tiene derecho a ser adoptado, la adopción no es u derecho de los adultos, pero optar a adoptar sí es un derecho que tú les quitas por homofobia.

    Creo que está bastante claro.

    Por si nolo entiendes, cuando dices "la adopción homosexual entra en choque contra el derecho de libertad del niño" estás intentando hacer pasar por cierta una frase que se supone establece una realidad, pero eres incapaz de apoyarla en nada más que aversiones, odios, miedos, prejuicios o discriminaciones.

    Por cierto, "acorde con la naturaleza": el Homo Sapiens "in the wild" tiene una esperanza de vida menor de 40 años, hay primates hembra que se prostituyen por comida y hay grupos de primates regidos por machos alfa. Deberías leer un poquillo sobre la falacia naturalista. Y te recomendaría también sobre comportamientos homosexuales en mamíferos superiores, pero me parece que serías incapaz de no mezclar las cosas con prejuiocios, miedos, aversiones y discriminaciones.

    ResponderEliminar
  10. http://www.mscperu.org/homosexual/adopcion/adopcion_inconven.htm

    http://www.comiteprovida.org/articulos-informacion/sexualidad-humana/homosexualismo/homosexuales-y-adopcion.htm


    Bien, hay tienes algunos de los inconvenientes en los que yo me apoyo para montar mis opiniones. Por otra parte, que me digas que yo odio, tengo miedo o aversión a los homosexuales sin que ni siquiera me conozcas deja mucho que desear de tu capacidad crítica.

    Por otra parte, cuando hablo de naturaleza, no me refiero, obviamente a los animales. Los comportamientos humanos no son aplicables a los animales porque estos no son racionales. Por lo tanto, por muchas especies que me intentes vender como animales gays (que no hay tantas) ese argumento no funciona. Cuando hablo de naturaleza, me refiero obviamente, a la realidad humana de que un niño nace de un padre y una madre, y de que la mayor parte de la humanidad es heterosexual. El dia que me traigas a dos mujeres que son capaces de tener un hijo entre las dos, reconsideraré mis opiniones.

    Por otra parte, señor Judas, el Homo Sapiens in the wild (ya que te gusta hablar inglés) tiene una esperanza de vida de más de 80 años o ¿acaso utilizamos algún elemento que no sea de la Naturaleza para alargarnos la vida? Son todos elementos químicos.

    El Anónimo de antes.

    ResponderEliminar