miércoles, 16 de mayo de 2012

20-N-2011, el principio del fin de Esperanza Aguirre

Hace cuatro años Esperanza Aguirre apostó muy fuerte contra Gallardón y contra un debilitado Rajoy, consiguiendo la pírrica victoria de impedir que el alcalde fuera diputado. Tres años y medio después, con un Rajoy totalmente reforzado, no pudo echar el mismo pulso y tuvo que sufrir el pasado año la humillación de ver a Gallardón como diputado y como ministro.

Aguirre sabe que sería suicida enfrentarse a un Rajoy con mayoría absoluta. La única alternativa sería esperar a que a Rajoy le fueran mal las cosas y se estrellara dentro de cuatro años, para entonces entrar en una guerra por la sucesión, que de ganarla tendría que esperar otros cuatro años para tener una posibilidad de ser Presidenta de Gobierno. Demasiados hilos sueltos sin ninguna seguridad para una mujer que acaba de cumplir 60 años, y que de darse todas las circunstancias favorables (que hoy por hoy parece casi imposible) llegaría a la Presidencia del Gobierno de España con casi 70 años.

He leído no recuerdo donde que ya empezaron los movimientos para la sucesión en el PP de Madrid y al frente de la Comunidad; también que Esperanza Aguirre se quiere atrincherar en su feudo madrileño e intentar impedir que Rajoy controle al partido en dicha comunidad. Lo va a tener difícil. Rajoy pronto empezará un proceso para controlar los partidos a nivel regional, y cuando le toque el turno al de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre tendrá que plegarse a las decisiones del lider del PP y Presidente del Gobierno con mayoría absoluta o de lo contrario sus días estarán contados, con mayor o menor número, pero contados al fin y al cabo.

Esperanza Aguirre es una política de fuerte caracter, con mano de hierro y que encaja mal las derrotas. Por eso, entre ceder ante un reforzadísimo Rajoy o enfrentarse a él sin ninguna posibilidad de ganar, probablemente opte por lo más honorable de todo. Marcharse. Estoy convencido de que las elecciones autonómicas del 2011 fueron las últimas de Esperanza Aguirre.

5 comentarios:

  1. Es una de las pocas personas que valen algo en el actual PP. De todas formas, pertenece al aparato, y no será capaz de mover un dedo por impulsar a ese partido social-demócrata hacia el liberalismo. Ya tuvo una oportunidad, amagó pero no dió. Madrid demuestra que las políticas liberales, aunque sea a pequeña escala, funcionan. Y si hubiera mas liberalismo, todavía sería mejor. Lo único que solo crea pobreza y miseria es el socialismo, aquí y en todos lados. Me da igual que los voten decenas de millones de personas, eso no quita para que su influencia en la sociedad sea nefasta, y sigo asombrandome de la cantidad de millones de idiotas que, políticamente hablando, andan por ahí.

    ResponderEliminar
  2. En un escenario mucho más catastrofista que el actual, si eso es posible, y por las fuertes relaciones internacionales y el prestigio enorme en algunas esferas internacionales de Aguirre, podríamos ver otro escenario.

    Si Rajoy no es capaz de reconducir a corto plazo el sistema en España, para que la presión se rebaje en contra de España, podríamos ver como se impone (al igual que en otros países) un cambio en la presidencia del gobierno, desde bruselas. Si esto pasa, veréis que el nombre de Esperanza surge con fuerza.

    No descarteis tan pronto a un animal político como pocos se han visto en España, con convicciones y fortaleza mental, con preparación y conocimiento sobre política, muy superior a lo que estamos acostumbrados en la mediocridad que nos gobierna.

    A Aguirre solo le falto una cosa. Un partido realmente liberal en España.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Interesante florilegio. No se si sabes, y si no sabes te lo digo yo, que estamos muy mal. Es mas, estamos a punto de quebrar. No s si eso introduce algún punto en tu sesudo análisis, tan solipsista y futil él.

    ResponderEliminar
  4. Si Esperanza Aguirre no aceptó en su momento la invitación de irse del PP al partido liberal, concluiremos que sus ideas liberales no son tan firmes.
    Y es que lejos de la alfombra roja del poder hace mucho frío. Mejor pájaro en mano, aunque haya que tragar sapos... tampoco se ha muerto nadie por incluir batracios en su dieta.
    #3: antes de usar un palabro como "florilegio" entérate de lo que quiere decir.
    Salud y buenos alimentos.

    ResponderEliminar