lunes, 21 de mayo de 2012

Yo no tengo nada que ver ni con católicos ni con protestantes

Ultimamente está muy de moda intentar hacer de todos los llamados "grupos cristianos" una misma cosa, en una especie de amalgama sin ningún sentido, supongo que para intentar diluir los errores del pasado y del presente.

Pues yo, que me considero cristiano, no tengo absolutamente nada que ver ni con católicos ni con protestantes. Podría entrar en cuestiones doctrinales, pero no creo que haga falta; me limitaré a la cuestión de la libertad. Las dos, el catolicismo y el protestantismo, son ideas religiosas completamente totalitarias, que únicamente han defendido la libertad cuando han estado en minoría, pero que allá donde han conseguido la mayoría han impuesto una férrea persecución de las ideas diferentes, y que si han cambiado no ha sido precisamente por voluntad propia, sino porque los tiempos, liderados por personas ajenas a esas religiones, les han obligado a dicho cambio.

Mi concepto de libertad implica respeto total a las ideas de la minoría, tanto política como religiosa. Por eso a los católicos y a los protestantes como personas todo mi respeto, pero como instituciones religiosas los quiero muy lejos de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario