jueves, 19 de septiembre de 2013

Homenaje a José Antonio Labordeta: Canto a la libertad

Nunca fui de izquierdas, pero allá por mi juventud admiré a este hombre, de cuyo fallecimiento hace hoy tres años. Y particularmente admiré esta canción, que aún hoy me emociona.



1 comentario:

  1. Ser izquierdista es una enfermedad de juventud, como el acné. Lo preocupante e inexplicable (salvo que medien intereses) es seguir siéndolo en la madurez.

    Se atribuye a varios autores (Churchill, Willy Brandt, ... ) la frase "Quien a los veinte años no es de izquierdas no tiene corazón. Quien a los cuarenta años es de izquierdas no tiene cerebro". No contaban con los listos que han hecho del izquierdismo una jugosa profesión, mariscadas incluidas.

    A mi también me emocionaba Labordeta, con su voz ronca y cascada, cuyas canciones en un momento sirvieron de himnos contra la dictadura. Luego he ido conociendo aspectos menos ejemplares del personaje, pero no es cuestión de hablar mal de los muertos.

    Descanse en paz.

    ResponderEliminar