viernes, 20 de septiembre de 2013

Indonesia y Malasia, el tuerto (y con ojo malo) en el país de los ciegos

Hace ya unos días vi un enlace en Red Liberal (perdón, pero no recuerdo el blog) que llevaba a un texto en el blog de Luis del Pino en el que se ensalza la calidad democrática y del respeto a las minorías de dos países de mayoría musulmana, Indonesia y Malasia (escrito que hoy conseguí encontrar por medio de Google, a través de las palabras que recordaba "Indonesia, Malasia, musulmanes, democracia").

Pues bien, estudiando la cuestión un poco más de cerca, parece que no es tan así. Ciertamente están algo mejor que los demás países musulmanes, pero eso no los convierte ni de lejos en países donde se respeta la libertad de las minorías. Porque ese es el punto, la libertad de las minorías y no la democracia, ya que para que una democracia sea realmente válida debe estar basada en la libertad de los que disienten (que fue precisamente lo que hizo fracasar la democracia en Egipto).

Podrán ser países perfectamente democráticos, no digo que no, pero en lo que respecta a la libertad, siendo algo mejores que los demás países musulmanes, la situación se puede catalogar como muy lamentable.

En el caso de Indonesia basta con leer estos dos artículos de la Wikipedia:
Human rights in Indonesia
Freedom of religion in Indonesia
Particularmente en el Segundo artículo se puede leer de multiples casos de persecuciones religiosas contra personas y grupos que públicamente profesaban no ser musulmanes.

Sobre el caso de Malasia lo que uno lee pone los pelos de punta:
Religion in Malaysia
Sí, hay tolerancia hacia las otras religiones, pero poco a poco la religion musulmana va tomando más especio en la vida civil, los musulmanes no tienen la libertad de dejar de serlo, es illegal dejar de ser musulmán, y los que se atreven a romper esta ley son obligados a "rehabilitarse" en llamados "campor de rehabilitación".

Estos son los "ejemplos" de los países musulmanes más avanzados. Y es que en el país de los ciegos, los tuertos son ministros. Pero es que en este caso el tuerto ve poco, muy poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario