lunes, 26 de enero de 2015

No hemos aprendido nada

Cuanto más conozco al hombre más quiero a mi perro, escribió o dijo alguien en algún momento. No es mi caso, porque ni tengo perro ni pretendo tenerlo. Pero, sin llegar a tanto, si puedo afirmar que el nivel de estupidez de algunos seres humanos parece superar todo lo explicable.

Y es que, por ejemplo, en 1922 se creó la Unión Soviética, cuya caída, una vez constatado su fracaso, sucedió de forma estrepitosa en 1991. Y si el otro gigante comunista no ha caído ha sido porque se ha mantenido en pie a sangre y fuego. Eso por no hablar de las barbaridades acaecidas en los países bajo la hegemonía soviética. O del espanto que se vive hoy en día en Corea del Norte. Son, por desgracia, solo ejemplos.

Pues aún así los votantes griegos ayer decidieron apoyar a un partido politico de esas mismas ideas. Increíble, pero cierto. Lo dicho, no hemos aprendido nada de la historia más reciente. Esperemos que no estemos condenados a repetirla.

1 comentario:

  1. Si prometes una casa como la de Tania y un trabajo como el de Errejon a todo el mundo,puedes conseguir el Poder en lar urnas.Al menos en algunos paises y durante un tiempo.Luego se acaba el papel higienico.

    ResponderEliminar