viernes, 2 de enero de 2015

Parece que fue ayer

Bueno, ya estoy de regreso, y bien, gracias a Dios.

Ayer este blog cumplió diez años. Parece que fue ayer cuando escribí el primer texto.

¡Cuánto ha cambiado mi vida desde aquel entonces! La verdad es que ni quiero pensarlo. Pero bueno, por aquí sigo.

El pasado año, por razones personales (ya sabéis, cuando tenía tiempo no tenía ganas y cuando tenía ganas no tenía tiempo) no escribí nada, salvo unos cortos textos en diciembre. En este año recién comenzado quiero regresar, aunque no sé cuanto. Veremos. Viviré un día a la vez. Y el blog también. Seguimos, no sé hasta cuando, pero, al menos por ahora, seguimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario