domingo, 30 de junio de 2019

Contra la libertad de información

La Policía Nacional detuvo este viernes a A. S., un fotógrafo colaborador de EL MUNDO en Ceuta, acusado de los supuestos delitos de injurias, acoso y revelación de secretos oficiales. Los agentes le incautaron sus dos teléfonos móviles y posteriormente le dejaron en libertad con cargos sin devolvérselos. El arresto presuntamente responde a la denuncia interpuesta por Latifa Dailal, presidenta de una de las mesas electorales en las pasadas elecciones del 26-M que acudió tapada por niqab, una túnica que cubre el cuerpo y la cabeza dejando sólo los ojos al descubierto. ... "Lo que ella denuncia es que se ha publicado una foto de ella a cara descubierta y carga en mí toda su responsabilidad. Yo no tengo nada que ver con esa foto y sólo soy responsable de su fotografía cubierta con el niqab", relata A. S.

Así, como suena. España es un país donde se puede detener a un periodista e incautarle herramientas de trabajo, violando el secreto profesional, y no pasa . Increíble, pero cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario