sábado, 30 de diciembre de 2017

La broma de Tabarnia va muy en serio, peligrosamente en serio

Escuché de Tabarnia hace un par de meses (¿por qué no escribí sobre el tema entonces?) y desde aquel momento he pensado que el concepto de Tabarnia es un intento de poner al independentismo frente al espejo. Los mismos argumentos que usa el independentismo hacia Tabarnia se pueden usar desde el constitucionalismo hacia el independentismo (exactamente los mismos). Y es que los independentistas catalanes creen que Cataluña es "una unidad de destino en lo universal", para lo cual vale todo. Pero, claro, no es así.

Y cuando se habla de romper una unidad, la española, lo lógico es que salgan rupturas también dentro de la unidad catalana. Y cuando, además, se habla de romper dicha unidad española de modo "democrático" incumpliendo la legislación vigente española, es igualmente lógico que se hable también de romper la unidad catalana del mismo modo "democrático" incumpliendo la legislación catalana. Y si se habla de "España roba a Cataluña", pues claro, sale el "Cataluña roba a Tabarnia". Y así sucesivamente.

Pero lo más preocupante es que los independentistas quieran tomarse el asunto de Tabarnia como una broma. Puede serlo... si es que la independencia catalana lo es también. Pero si un día Cataluña se convirtiera en independiente, entonces Tabarnia sería algo muy serio. Peligrosamente serio.

A los independentistas catalanes les encanta jugar con fuego. Y, de cumplirse lo que ellos buscan, el incendio podría ser mayor de lo que ellos imaginan. Mucho mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario