viernes, 23 de febrero de 2018

Se nos fue Billy Graham



Como Billy Graham ya no quedan evangelistas. Los habrá muy buenos, buenos, regulares, malos y muy malos, como todo en la vida. Pero Billy Graham formaba parte de una categoría especial en la que, personalmente, creo que solamente estaba él.

Tuve el privilegio de escucharle allá por 1997 en una campaña evangelística en San Antonio. Solamente puedo describir su predicación con dos palabras: sencilla e impresionante.

A sus 99 años, después de una vida plena al servicio del Señor Jesús y de la predicación de Su Palabra, partió de este mundo a la presencia del Padre hace dos días. Con total seguridad en estos momentos él está infinitamente (nunca mejor dicho) más feliz allá de lo que estaba acá. Mientras tanto los que hemos quedado sentimos un hueco que ningún otro predicador podrá llenar jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario