miércoles, 23 de mayo de 2007

Miseria

Ya lo sabíamos, pero es duro constatarlo. El Gobierno estuvo negociando políticamente con una panda de asesinos. Primero lo hizo el actual partido del Gobierno cuando estaba en la Oposición; firmaba un Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y negociaba cuestiones políticas con los terroristas. Luego, mucho más grave, seguiría negociando políticamente con los asesinos estando en el Gobierno de la Nación.

La última ignominia (que sepamos) es que el Gobierno de España, por medio de enviados, se sentó con los asesinos a suplicarles que no atentaran durante la campaña electoral, a cambio de dejarles participar en las elecciones municipales. Un Gobierno dejando participar a terroristas en elecciones para que no cometan atentados. ¿Podemos llegar más lejos? Es posible, y puede que el actual Gobierno de España nos lo llegue a demostrar.

En cualquier país serio (Estados Unidos, Francia, Alemania) una negociación política entre el Gobierno y una pandilla de asesinos es impensable. Y si llegara a suceder, su Presidente acabaría siendo procesado, juzgado y condenado. Pero en España no. Aquí no pasa nada. El Presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, se limita a contestar con las mismas ambigüedades de siempre, y a otra cosa mariposa. Cuanta miseria.

2 comentarios:

  1. Entonces tendre que creer que el inglaterra tampoco es un pais serio.

    ResponderEliminar
  2. Pais serio es francia donde todos los dias se descontrolan los suburbios y se prende fuego toda la ciudad.

    ResponderEliminar