lunes, 19 de abril de 2010

No al fascismo

Hace tiempo declaré que este blog dejaba muy claro su no al islamismo, no al comunismo, no al nazismo. Hoy a esos tres rechazos impositivos añado uno más: no al fascismo.

Entiendo como fascismo toda dictadura de extrema derecha. Ejemplos de lo anterior son los siguientes:

Augusto Pinochet en Chile:
Tras el golpe de Estado se instaura una dictadura encabezada por Augusto Pinochet, Comandante en Jefe del Ejército. En este período, se establece una dura represión contra la oposición y se producen diversas violaciones a los derechos humanos, que termina con más de 1.000 detenidos desaparecidos, más de 3.000 asesinados, 35.000 torturados, y alrededor de 200.000 exiliados.

Juan María Bordaberry en Uruguay:
Los integrantes de partidos considerados "de izquierda" fueron recluidos en casi total incomunicación y sufrieron apremios físicos y psicológicos (comprobados posteriormente por organismos como la Cruz Roja Internacional), mientras que los de los partidos tradicionales fueron liberados, sin dejar por ello de ser sospechosos en todo momento y sometidos a vigilancia permanente. En las cárceles uruguayas murieron cerca de un centenar de prisioneros políticos y continúan desaparecidas otras 140 personas.

La junta militar en Argentina:
Durante su duración se desarrolló un proceso sistemático de secuestro y tortura de personas —la llamada "guerra sucia"—, producto del cual hubo una gran cantidad de desaparecidos. La cifra exacta está sujeta a debate: la CONADEP registró 8.961 casos, mientras que otros organismos de derechos humanos elevan la cifra a 30.000. El número de las indemnizaciones otorgadas por el estado a familiares de desaparecidos llega a 13.000.

Alfredo Stroessner en Paraguay:
Con todo, durante su régimen fueron asesinadas entre 3.000 y 4.000 personas, debido a sus tácticas de mano dura contra la disidencia, en especial a los comunistas, empleando la tortura, el secuestro, asesinatos políticos y el crecimiento de la corrupción.

García Meza en Bolivia:
El gobierno de García Meza se caracteriza por la represión brutal de sus contrarios, registrándose detenciones, asesinatos y desapariciones forzosas dirigidas por el Ministerio del Interior a la cabeza de Luis Arce Gómez.

François Duvalier en Haití:
En su país, Duvalier utilizó tanto el asesinato como la expulsión para eliminar a sus adversarios políticos. Se calcula que fueron más de 30.000 las personas asesinadas.

Francisco Franco en España:
Las 50.000 ejecuciones del franquismo no admiten comparación con los centenares de ejecuciones que se produjeron tras la Segunda Guerra Mundial en Francia, Alemania o Italia. En las cárceles de Franco en la posguerra llegaron a hacinarse más de 270.000 personas en condiciones infrahumanas, y a las ejecuciones habría que sumar las muertes de aquellos que fallecieron en las cárceles por causa de estas condiciones.

Por todo ello este blog dice
no al fascismo.

20 comentarios:

  1. Pues no, fascismo es socialismo nacionalista. Dado que el socialismo era dictatorial (algunos quieren ocultar su pasión por la "dictadura" del proletariado) el fascismo termina dictatorial.

    En palabras de Mussolini: "fascismo es el socialismo que ha descubierto la pasión patriótica"

    La falange era fascista, pues era y sigue sendo izquierda nacionalista (y además católica), aunque en este caso de socialismo ligero, diría que socialdemócratas pues eran demócratas (que no eran ni PSOE, ni PCE ni UGT ni CNT).

    Hitler otro socialista que hasta recibió una carta de Maynard Keynes felicitándole por su política keynesiana (por tanto socialista) y diciendo que en su sistema político es en el cual mejor se puede aplicar esa política económica.

    Y Franco de derechas nunca tuvo nada, salvo que al ser católico ( como la Falange), los socalistas (asesinos de católicos) lo identificaban por eso con la derecha. Por lo demás, Franco descalificaba al libre mercado, creía en el estado como hacedor de la economía y aún tenemos el lastre de su visión bastante izquierdosa de la economía.

    Por otra parte los distintos socialistas siempre que pudieron se mataron entre sí, de ahí ver a Hitler odiando a comunistas. Y personalmente no voy a hacer discriminaciones entre socialistas y comunistas: la diferencia entre socialistas de la 1ªinternacional y de la 2º es nimia a nuestros ojos vista y si ambos se declaran los buenos y auténticos socialistas, no les voy a llevar yo la contraria.

    Así que ni más ni menos socialistas en el PSOE, Hitler o Stalin. Y similares brutalidades se les vieron. Uno nac(z)ionalsocialista y los otros socialistas sin nacionalismo pero tan asesinos como el primero.

    Lo que ocurre es que la izquierda intenta esconder los monstruos que engendró, y entre ellos tienen que esconder a destacados socialistas como Hitler.

    ResponderEliminar
  2. Añado que Hitler mantuvo nacionalizadas el grueso de las grandes empresas y la banca, fuerte control de precios, legislados minuciosamente, y gasto público masivo. Eso no le gusta a la izquierda, por eso hacen lo posible para que parezca de derechas.
    Franco tampoco se quedó corto en el uso del papá estado, hasta que fracasando en ello le convencieron para hacer un plan de estabilización gracias al cual vino la expansión económica.

    ResponderEliminar
  3. Yo no entiendo eso de izquierdas o derechas. Solo entiendo de mucho Estado(sector publico- propiedad publica lo que es "de todos") o poco estado(sector privado-propiedad privada lo que es los individuos psrticulares. Todo lo demas son naranjas de la china.

    ResponderEliminar
  4. No hay que olvidar que el fascismo puede ser también de izquierda como aquellos que han empezado a proliferar en América Latina

    ResponderEliminar
  5. Sin tanto eufemismo como algunos que comentaron antes, estoy totalmente de acuerdo contigo. Es tan perniciosa y peligrosa la extrema izquierda, como el islamismo, como el nazismo, COMO LA EXTREMA DERECHA, en especial la extrema derecha católica, la que aun conserva muchas cuotas de poder.

    Felicitaciones

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena, Liberal Hispano. Después de asegurar con tantísima solemnidad y aplomo que los falangistas eran (y es de suponer que son) izquierdistas socialdemócratas; que Hitler era un tío de la izquierda fetén y que Franco no tenía nada de derechas ... Alex Fabricio tampoco se queda atrás, "hay un fascismo de izquierdas" (aunque solo sea por el contenido semántico de ambos términos, es un imposible).
    ¿Habéis sopesado siquiera en algún momento someteros a un internamiento en una clínica psiquiátrica? Es un consejo de amigo, no os lo toméis a mal. Aunque sin recurrir a una solución tan drástica tal vez vuestros males tuvieran remedio si dedicarais un par de horas al día a la lectura de libros serios, a practicar yoga o técnicas de relajación y -esto ya no depende de vuestra voluntad- a esperar a cumplir algunos añitos más para madurar.

    ResponderEliminar
  7. Liberal Hispano tiene razón. El fascismo no es más que una versión del socialismo. El capitulo 12, creo recordar, de "Camino de servidumbre" de Hayek lo deja bien claro. Los fascistas son anticapitalistas. Este discurso de las cortes franquistas no deja lugar a dudas:

    http://www.youtube.com/watch?v=E6VMM3nyMEs

    Pinochet sería un criminal pero no era fascista, mucho menos cuando encargó el diseño de su economía a Milton Friedman.

    Al que tenga dudas sobre si falange es o no de izquierdas que se lea su programa electoral en el que se propone literalmente "apropiación del estado de los medios de producción" "nacionalización de la banca" "seguro de paro indefinido" "expropiación de fincas" etc.

    Estas cuestiones se deben tratar con un poco de rigor y no con tópicos de la propaganda izquierdista.

    ResponderEliminar
  8. Don Bernardino, tú eres una de tantas personas que disfrazan su ignorancia de la Historia y la Ciencia Política insultando al personal. El Fascismo (los Fasci Italiani di Combatimento) fue una escisión de la rama más radical del Partido Socialista de Italia liderada por Musolini (que había sido dirigente del PSI y director del órgano de propaganda oficianl del Partido, el Avanti!), y retomó las corrientes socialistas y obreras del Fascio original: los Fasci Siciliani dei Laboratori, fundados por el sindicalista catanese Giuseppe de Felice a finales del XIX que, en seguida, se integraron en el naciente Partito dei Laboratori, que después pasó a llamarse Partito Socialista Italiano.

    El nazismo fue un fenómeno idéntico, pero en Alemania, y además conservó su nombre de socialismo durante toda su existencia: el partido fundado por Anton Drexler al que Adolf Hitler se afilió se llamó, al principio, Deutsche Arbeiterpartei (Partido de los Trabajadores Alemanes) y, después que Hitler lo refundase fue rebautizado como Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores.

    El Fascismo y el Nazismo son movimientos puramente de izquierda, tributarios del Marxismo, y cualquier persona con un mínimo conocimiento de la Historia reciente lo sabe. Conste que esto no lo digo para ilustrarte a ti, que a la vista está que eres refractario al conocimiento, pero sí para aquellos lectores que desconozcan esto y no quieran vivir en la ignorancia propagada por gente como tú. A estas personas, que me merecen todo el respeto, les recomiendo con entusiasmo la lectura de "Los Orígenes del Totalitarismo", de Hannah Arendt, donde se ponen de manifiesto las íntimas ligazones históricas e ideológicas entre la izquierda, el Fascismo y el Nazismo.

    ResponderEliminar
  9. Yo aún diría más, Hitler era un antisistema y Franquete un okupa perroflauta. ¡señor, señor ...!

    ResponderEliminar
  10. Que Hitler era un antisistema no cabe ninguna duda y tampoco la hay de que tu eres un poco tonto.

    ResponderEliminar
  11. A lo mejor soy un poco tonto, pero me descojono de vosotros todo lo que quiero y más.

    ResponderEliminar
  12. Don Bernardino, entre hipo e hipo que te provoquen tus risas, ¿podrías aportar algún argumento en sustento de tus tesis? Aquí hay quien, humildemente, ha traído a colación hechos históricos e ideológicos en apoyo de las suyas, y nos gustaría mucho que tú hicieras lo mismo, so pena de quedar como lo que vas pareciendo: un ignorante, un fanático y un bobo.

    ResponderEliminar
  13. Estoy muy de acuerdo contigo, un verdadero liberal se opone a todo tipo de dictaduras, sean de un lado ideológico o del otro. Eso es lo que quizá no comprende la izquierda sesgada de nuestro país cuando titubea y se desencaja a la hora de condenar el castrismo en Cuba.

    ResponderEliminar
  14. Estoy muy de acuerdo contigo, un verdadero liberal se opone a todo tipo de dictaduras, sean de un lado ideológico o del otro. Eso es lo que quizá no comprende la izquierda sesgada de nuestro país cuando titubea y se desencaja a la hora de condenar el castrismo en Cuba. Mi blog es articuloslibres.wordpress.com

    ResponderEliminar
  15. Entiendo que condenes el fascismo, pero piensa quien puso a muchos de esos dictadores antidemocratas en el poder. Fue la CIA, y esta documentado en el caso de Haití, Nicaragua (La contra), Panama (aunque luego la invadieran),...
    la CIA, que viene a ser la Stassi internacional, el "escudo y la espada" de la democracia liberal

    ResponderEliminar
  16. El fascismo (que no es otra cosa que socialismo) es de izquierdas, algunos de los dictadores que has citado son de derechas...

    ResponderEliminar
  17. Mienten, bellacos.

    Inés.

    ResponderEliminar
  18. Este blog es fascista.

    Inés.

    ResponderEliminar
  19. Este blog mismo es fascista.

    Estudiénlo.

    Saludos.

    Inés.

    ResponderEliminar
  20. Son cifras que te ponen a pensar mucho, que no se deben tomar por juego ni a la ligera, y es que es tan sorprendente como un pueblo y una sociedad completa se logra unir ante tantas situaciones no tan productivas.

    ResponderEliminar