viernes, 16 de septiembre de 2011

Rajoy, ese hombre calculador y sin escrúpulos


Mariano Rajoy ha suavizado el tono de su partido con Cataluña para abonar su apoyo tras un hipotética victoria electoral en las generales y ha evitado enconar el debate sobre temas como el concierto económico catalán o la inmersión lingüística.

Ni más ni menos.

O en otras palabras:

Pide "moderación" y "entendimiento".
Rajoy dice que el conflicto lingüístico en Cataluña está "sobredimensionado".
El líder del PP se escuda en que se ha "sobredimensionado" el caso del castellano en las escuelas catalanas para ponerse de perfil.


O sea, que, llamando al pan pan y al vino vino, los privilegios económicos de Cataluña sobre las demás comunidades autónomas españolas se mantendrán y probablemente crecerán; y lo que es peor, los ciudadanos que desean en Cataluña expresarse en español seguirán siendo perseguidos y discriminados; y todo ello con un Gobierno de España del Partido Popular que tenga como Presidente a Mariano Rajoy.

Así están las cosas.

Sí, ya sé que si el PP saca mayoría absoluta la cosa será diferente (esperamos, que tampoco estoy muy seguro). Pero si no la saca volverá a pasar lo mismo que en la primera legislatura de Aznar y algo parecido a las dos legislaturas de Zapatero, vender España por unos apoyos parlamentarios.

Estamos hablando de Mariano Rajoy, un hombre calculador. Calculador y además sin escrúpulos. Pobre España, destinada siempre a tener que elegir entre lo muy malo (ahora Rajoy) y lo mucho peor (ahora Rubalcaba).

1 comentario:

  1. Le ha faltado tiempo a Alberto Fernandez para salir en defensa de la inmersión lingüística, el muy pendejo.

    Salir del fuego para caer en las ascuas.
    Ese es el sino de España.

    ResponderEliminar