jueves, 5 de marzo de 2015

Liberalismo español: Cambiando lo que se puede, olvidando lo demás

¿El liberalismo español aspira a poder hacer cambios en la sociedad desde el Gobierno o simplemente a tener un valor testimonial en la política?

Y es que en este momento me viene a la mente que alguien hizo más o menos esta oración:

"Señor, ayúdame a aceptar las cosas que no puedo cambiar, a luchar para cambiar las cosas que puedo cambiar y a saber la diferencia entre las dos."

Pues bien, esto debería ser completamente aplicable al liberalismo español. Hay cosas en la sociedad española que simplemente no se van a poder a cambiar (al menos por ahora, y tampoco en bastante tiempo), como, por ejemplo, la prohibición de tener armas o la legalización del mercado de las drogas. Por lo tanto, el liberalismo español debería concentrarse por completo en las cosas que sí pueden cambiarse (cambio del sistema de elección, separación de poderes, y bastante más). Y si se quieren cambiar cosas tales como la sanidad, la educación, las pensiones, habrá que explicar muy bien lo que es el cheque sanitario, el cheque escolar o la capitalización, porque de lo contrario lo que se hará es asustar a los oyentes.

En resumen, priorizar lo posible sobre lo imposible. Y concentrarse en esas cosas posibles, olvidando las imposibles hasta que se pueda.

Vuelvo a la pregunta inicial:

¿El liberalismo español aspira a poder hacer cambios en la sociedad desde el Gobierno o simplemente a tener un valor testimonial en la política?

Espero que sea lo primero, y que en ello vuelque todos sus esfuerzos, dejando de lado luchas estériles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario