lunes, 29 de abril de 2019

Una sociedad enferma, inmadura y veleta (elecciones 5)

La verdad es que desde hace tiempo casi no creo en la sociedad española. La última decisión que ha tomado, apoyando a Sánchez, me reafirma en mi posición. Una sociedad enferma.

Y no hablo en el sentido moral (que también, pero ese es otro tema), sino en el sentido meramente político.

Pedro Sánchez es con diferencia el Presidente de Gobierno más mentiroso y dispuesto a venderse para permanecer en el poder que ha tenido España desde el regreso de la democracia. Todo en él es puro fingimiento, como pudimos ver (por si había alguna duda) en los debates.

A este señor había dos alternativas relativamente aseadas. Rivera y Casado. Malos, sin duda, pero menos malos que Sánchez. Que iban a pactar su gobierno con los extremistas de Vox, algo negativo ciertamente; pero es que más negativa es la alternativa de Sánchez pactando el suyo con extremistas liberticidas, terroristas, secesionistas y nacionalistas. Y aún así ha sido apoyado; no inmensamente, pero si mayoritariamente. Por una sociedad que con ese apoyo confirma que está enferma.

Una sociedad que hace menos de un año parecía inclinarse por Rivera como jefe de gobierno. Y que, tras ver los desmanes de Sánchez, cambia de opinión y apoya a este último. Una sociedad, por lo tanto, además de enferma, veleta e inmadura. Veleta porque cambia de opinión sin el más mínimo criterio objetivo. E inmadura porque todo hace ver que se ha movilizado por el miedo a la extrema derecha, pero que no le tiene miedo a la extrema izquierda (más peligrosa que la otra, porque quiere cargarse el sistema en sí), ni a partidos terroristas, secesionistas y nacionalistas cuya meta explítica es cargarse España lo más pronto posible.

Lo dicho, la sociedad española con estos apoyos ha demostrado ser una sociedad enferma, inmadura y veleta. Asuntos, por cierto, muy serios y que tendrán consecuencias. Al tiempo.

2 comentarios:

  1. Es la misma sociedad que votó a ZP, sobre todo la segunda vez, y que dio casi 5 millones de votos a los bolivarianos, así que tampoco es que sea una sorpresa.

    Ahora sólo cabe esperar la grave crisis económica que llegará, con deuda enorme, déficit, paro y pensiones insostenibles, y entonces quizás la sociedad reaccione.

    Para entonces tendrán un partido de derecha progre, que mantendrá todas las políticas de la izquierda, pero que mejorará algo la economía a cosa de ser tachada de austericida y similar...

    Es un ciclo que ya hemos visto. Y en esos ciclos España pierde enormes oportunidades de progresar realmente y ser un país importante.

    Y eso, mientras se va desgajando más y más para gusto de la UE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente es lo que me temo. La izquierda llega con las vacas gordas, esquilma el país todo lo que pueda y se lo deja hecho unos zorros a la derecha. Veremos quien recoge el solar que va a dejar el PSOE, si el PP o Cs.

      Eliminar