martes, 22 de noviembre de 2005

Más madera, que es la guerra

Parece que el terco Presidente de Gobierno de España cree a pies juntillas aquello de sostenella y no enmendalla. O la práctica de una frase que le achacan a Fidel Castro de algo así como para atrás ni para coger impulso.

Viene lo anterior a cuento de que después de unos días de estar algo apartado de la actualidad leo que Zapatero pide a su "núcleo duro" que no atienda a sondeos ni pancartas y aplique "firmeza y determinación". Po's vale, mu bien. España en llamas y esta gente diciendo que lo que pasa es que ellos tal vez no se han explicado muy bien (el mismo error de Aznar cuando lo de Iraq, dicho sea de paso). Y que de rectificar nada de nada.

Dicen que cuando un tonto agarra un camino el camino se acaba y el tonto sigue (hoy ando de refranes y dichos). Y parece que, una vez terminado el camino medianamente cuerdo, Zapatero quiere seguir rumbo al despeñadero. Supongo que electoralmente en el PP estarán dando saltos de alegría (solamente hace falta ver la que se avecina en el PSOE con divisiones y demás). También supongo que, aunque Zapatero no tiene ni un pelo de tonto, está preso de sus alianzas con separatistas y comunistas (y probablemente de su propio fanatismo ideológico).

Intento ser positivo. Me niego a creer que todo se va a ir al traste por un Presidente incompetente hasta la saciedad que se niega a corregir su errado caminar como gobernante. Espero que en el PSOE alguien acabe poniendo las cosas en su sitio el año que viene, a la hora de las votaciones, particularmente las del estatuto catalán. Supongo que las encuestas les obligarán a entrar en razón. Mientras tanto el espectáculo esta servido. Peligroso espectáculo, por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario